lunes, 25 de octubre de 2010

Desinformación, indiferencia y conato de bronca: Elecciones vecinales.



Por Miguel Ángel Márez Tapia


El pasado 24 de octubre se realizó la elección de comités vecinales, las seis casillas (dos en cada sección) que dispuso el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) para Tlatelolco se instalaron sin ningún contratiempo, sin embargo, diversas dificultades se suscitaron en la jornada electoral, el principal problema fue la amplia desinformación de los votantes.

Vecinos de la unidad mostraron su inconformidad por desconocer la localización del lugar donde estaba situada la casilla que le correspondía, en la Secundaria No. 106 por ejemplo, se tomó la decisión de abrir la puerta del patio para dar acceso a los ciudadanos que emitirían su voto, esto propició que algunos residentes se digieran a la entrada principal y se encontraran la sorpresa que estaba cerrada, sin embargo, la desinformación se generalizó en distintas maneras por todo Tlatelolco.

Otra queja recurrente: “No sabemos por quién votar”. En alusión a la decisión del IEDF en hacer las boletas sin los nombres de los integrantes de cada planilla, únicamente estaban impresos los números (en total eran veinte), diferenciados por cuadros y el votante debía tener bien claro antes de ingresar a la urna, el número de la planilla que debía elegir, aun así, no faltó el vecino que cuestionó la ausencia de esa información momentos previos a emitir su voto.

Dada las grandes expectativas del IEDF en aras de propiciar una alta participación de vecinos, lo que predominó en los comicios fue la indiferencia, los resultados de la jornada no lograron superar los números de la primera elección de comités vecinales realizada en 1999 en Tlatelolco, la Tercera Sección logró el porcentaje más alto con únicamente el 7.37% del padrón total, seguido por la Segunda y Primera con un 7.34% y 6.65% respectivamente; además de acuerdo a datos oficiales del IEDF, el Distrito Electoral X (al cuál está adscrito Tlatelolco) estuvo en los de menor participación en todo el Distrito Federal con un porcentaje de 4.94%.

Esto aunado a la restricción del IEDF para la propaganda política de las planillas en los escasos tiempos de campaña que dificultó la difusión de las propuestas ciudadanas, uno debido a que el acceso a los distintos edificios de la unidad no fue tan sencillo, y dos, la propaganda impresa permitida fue insuficiente para promover adecuadamente el voto en todas las secciones electorales que le correspondía a cada planilla.

Un clima tenso se percibió en ciertas zonas de Tlatelolco durante la jornada electoral, días previos a las elecciones vecinales se realizaron acusaciones de inequidad por integrantes de algunas planillas en distintos medios informativos (prensa escrita principalmente), denunciando la injerencia en eventos fuera de los tiempos de campaña por personal de la Delegación, Red Angel a través de la PROSOC, y otros actores asociados a partidos políticos en alguna de las planillas.

Bajo este ambiente, la falta de sensibilidad política y prudencia de la Delegación Cuauhtémoc dio pié a un breve conato de bronca que no pasó a mayores, a causa de la no suspensión del Festival “Comedia, Canto y Danza” en el Ágora a partir de mediodía, un evento de teatro al aire libre agendado desde mes y medio previo al día de la elección, que fue abruptamente interrumpido a la mitad del espectáculo a consecuencia de la queja por representantes de dos planillas (Segunda Sección) que exigían airadamente el permiso a la coordinadora del evento (Subdirección de Servicios Culturales), bajo el argumento que por ser un evento patrocinado por la Delegación se respaldaba a una planilla y a su consideración representaba una irregularidad a la jornada electoral; por otra parte, los asistentes (varios de distintos barrios que colindan a Tlatelolco) replicaron fuerte su desacuerdo a la interrupción, por lo que un integrante del staff del evento respondió: “Parar la cultura es retrograda”.
                 
Mujer de rosa con risa nerviosa es la coordinadora
del evento en el "Agora".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada