jueves, 7 de abril de 2011

Edificio Niños Héroes sometido a la mala administración de las autoridades del Hospital General de Zona No. 27‏ del IMSS en Tlatelolco


Ahora Hospitl General de Zona No. 27 del IMSS

El Hospital General de Zona número 27 fuera de control, la mala planeación en cuanto a la construcción y ampliación de este en la parte del estacionamiento de lo que era el Hospital de Ginecobstetricia se ha convertido en un desorden por la problemática que ha traído a los habitantes de los edificios que colindan con el nuevo edificio del IMSS y que principalmente afecta al edificio Niños Héroes el cual está sometido a la mala dirección por parte de los directivos del HGZ #27.

Quienes no han querido intervenir para la corrección y gestión de soluciones en cuanto a las acotaciones por parte de los vecinos de la zona para la solución de la problemática y que en su mayoría se deben al aumento de ruido en un 300% por proveedores, empleados, prestadores de servicio y en especial por derechohabientes y familiares que acuden a este y que han hecho de la parte trasera del edificio Niños Héroes un mercado. Porque quienes acompañan a los pacientes son grupos de 15 a 20 personas por paciente que protagonizan peleas al interior de este lugar, gritan, echan relajo, juegan futbol, niños llorando y demás. Sin ningún respeto para nadie y pareciera que es tierra de nadie, agudizándose esta situación de 6:00 PM a 10:00 PM.

Si la mala planeación de este espacio es la excusa, se puede limitar el acceso a este desde la entrada, en la primera reja del hospital y si no tienen otro lugar donde ubicar a toda esta gente, no corresponde a los habitantes del edificio Niños Héroes crear un espacio para ellos. O tal vez sea que no tienen el valor y si les vale a estos directivos del hospital el poder hacer algo ahora que está en sus manos por los vecinos afectados, quienes no comprenden como un hospital puede estar a cargo de autoridades que no pueden hacer que un camión de recolección de basura no pase a recogerla a las 3:00 AM.



Pareciera que los encargados de esta recolección de basura se llevaran el camión a su casa y pasaran a esta hora con todo el ruido que produce las maniobras de un camión y personal del mismo (chiflando, golpeando la reja para que les abran y una vez adentro del edificio chiflando para meter el camión) Así también el camión del oxigeno que pasa a las 12:00 de la noche y carga el contenedor de este al igual que el anterior sin ningún horario o día hábil. Si con esta indiferencia por los demás se está actuando para con los pacientes que acuden a este hospital esa misma indiferencia es la causa de tantos familiares llorando por la muerte de un paciente al interior de este y que ha aumentado esta situación. Y que en el pasado con el hospital de Ginecobstetricia era no muy frecuente y que ahora al haber instalado una seudo sala de espera en la parte trasera del edificio Niños Héroes es inevitable poder no observar lo que sucede. Por la colindancia tan cercana de estos predios. Pipas de diesel que llenan contenedores de plástico al interior del hospital sin ninguna precaución. O tal vez sea el procedimiento adecuado, sin embargo si ocurre un accidente que asuma su responsabilidad. Pipas de agua que tienen que ingresar al interior del hospital sin que puedan hacer esto desde afuera mediante una tubería específica y mangueras para esto.

Familiares y personas que se retiran en el día y por la noche o madrugada regresan al hospital golpeando la reja, gritando, tocando el claxon para que se les abra, etc.
Los vecinos del edificio Niños Héroes agradeceremos la pronta intervención del Director General del Seguro Social Daniel Karam Toumeh para la solución de esta problemática.

ATENTAMENTE

Eduardo Bonilla Aguilar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada