miércoles, 20 de julio de 2011

¿Hacia un Tlatelolco más seguro?

Aurelio Cuevas (Sociólogo)


Cámara de seguridad en Tlatelolco
Desde hace aproximadamente dos años, como parte del programa “Ciudad Segura” promovido por el gobierno de Marcelo Ebrard, se están instalando en las principales calles de la capital postes de videovigilancia, y se han colocado o están en proceso de operar videocámaras en escuelas e instalaciones del Metro. En total se contempla ubicar cerca de 11 mil videocámaras en la urbe que serán manejadas desde un control central. Según declaraciones oficiales el objetivo prioritario de tal infraestructura es “abatir el índice delictivo”: robos al transporte público y de autos, el renglón de secuestros, etc.

En Tlatelolco ya se han colocado postes de metal con una altura de 20 metros en las avenidas que atraviesan la Unidad: destacan los 2 ubicados sobre el Eje Central (uno en la avenida Ricardo Flores Magón y otro en Manuel González), así como sobre las avenidas Insurgentes Norte y Eje 1 Poniente (Av. Guerrero esq. con Manuel González). Las videocámaras empotradas sobre tales postes están destinadas a grabar el flujo de vehículos todo el tiempo, e identificar a infractores que rebasen los límites de velocidad permitidos.

Otro tipo de postes con videocámaras, de menor grosor y altura, se han plantado en el interior de la Unidad (cerca de áreas verdes o zonas abiertas), todos con un logotipo de color amarillo con la inscripción “CIUDAD SEGURA”, y un botón rojo para ser activado en los casos de asalto, urgencias médicas, etc. (y que comunica con una central de control ubicada en la calle Revillagigedo). Además, estos postes poseen unos altavoces en su parte superior que se activan al apretarse el botón de alarma.

A pesar de que pronto terminará de instalarse este nuevo sistema de seguridad pública en Tlatelolco todavía la comunidad no está enterada de su ubicación y modo de su funcionamiento, por lo cual es necesario que las autoridades realicen una campaña de información al respecto.

Un estudio realizado hace pocos años la Secretaría de Seguridad Pública del D.F. menciona que en la delegación Cuauhtémoc había “20 áreas críticas en materia delictiva (hot spots), que requieren la intervención no solo de la policía, sino de la delegación y otras instituciones para mejorar el entorno…” (La Jornada, 28/07/2007, Sección “Capital”). El mismo estudio ubicó en Tlatelolco una hot spot en el cruce del Eje Central y Eje 2 Norte.

Pero parece que la realidad ha superado con creces este diagnóstico ya que las zonas de inseguridad en la Unidad se han incrementado notoriamente en los últimos tiempos. De ahí que el Comité Ciudadano local haya pedido a inicios de este año que se instalasen 13 videocámaras dentro de Tlatelolco, de las cuales solo se han colocado 3. Actualmente existen en todo el conjunto habitacional 16 videocámaras, de las cuales la mitad se ubican en diversas partes de la 3ª Sección (entre el Eje Central y Av. Reforma Norte).

Para concluir viene al caso esta reflexión: “... ¿Qué valor, qué sentido compartido necesitan, urgen, los ciudadanos para lanzarse a pertenecer, a formar parte activa, cívica, de la ciudad común? Esta es la gran cuestión para la mutua confianza…Los futuros estratégicos y los servicios vienen después: son el instrumento. Lo público, antes de los servicios, es una manera de pensar la vida y compartirla…sin exclusiones” (Marca Ciudad, Toni Puig, p. 239).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada