domingo, 18 de septiembre de 2011

Extracto de las palabras de Alejandro Castillo en el Foro “Periodismo Comunitario” del 25de agosto pasado.

Miguel Ángel Márez, Antonio Fonseca y Alejandro Castillo
El objetivo de crear este periódico fue, desde un principio, no tener un objetivo personal porque no queríamos, ni queremos, llegar a ningún sitio. No aspiramos a un puesto de función pública ni a organizar una guerrilla, que declare a Tlatelolco “Territorio Autónomo de la Ciudad de México”.

A lo que sí aspiramos es a involucrar a los vecinos de esta comunidad a navegar en este barco de papel, a expresar sus vivencias, a conocer y a revelarnos tal cual somos. Si esto sirve para llegar a alguna parte, que bien y si sólo sirve para viajar juntos pues también que bien. No estamos afiliados a ningún partido político, asociación religiosa, grupo altruista, secta filosófica, club de ajedrez o dominó… bueno, creo que ni siquiera simpatizamos con el mismo equipo de futbol.

¿Por qué escribir, habiendo tantos que lo hacen?, ¿Por qué, además, publicar, habiendo tantas publicaciones? , ¿Acaso no bastan los diarios? , algunos inclinándose a la izquierda, como “La Jornada”, otros a la derecha, como el “Reforma” y entre ellos una gama de periódicos y revistas: deportivas, culturales, científicas, de espectáculos, etc.

Pues no. No bastan porque nuestra comunidad, como todas, sólo encuentra espacio en las páginas de los diarios en la sección de la nota roja, sólo así existimos. Ser residente en Tlatelolco tiene su encanto, su propia esencia; somos diferentes, que se entienda así, ni mejores ni peores que otras comunidades, sólo diferentes. Día con día interactuamos y nos vamos haciendo de una cultura, de una forma de entender el mundo, y el nuestro en particular.

En este contexto nace “Vivir en Tlatelolco” como una publicación que intenta ser un medio de comunicación para mostrar y mostrarnos de que estamos hechos.

El ejercicio de gobernar tiene que ver, principalmente, con el arte de armonizar el tejido social. Sin embargo nuestros actuales funcionarios públicos son únicamente administradores y dejan un vacío que deteriora la vida cotidiana. El periodismo comunitario encaja en ese vacío, sirve como ventana para asomarse y mirar eso que no funciona bien porque los que deberían gobernar no se asoman a las ventanas, pues en su palacio las ventanas fueron sustituidas por cuadros, por pinturas, donde todo está bien.

Los siguientes problemas han sido nota cotidiana en esta publicación:

a) El uso de los andadores como pista de motocicletas,

b) La apropiación de áreas comunes, principalmente para usarlas como estacionamiento,

c) Los vecinos escandalosos que no son sancionados,

d) Los vecinos que no son amonestados por no recoger las heces de sus mascotas,

e) La falta de mantenimiento en parques, andadores etc.

f) La falta de reglamentación de los estacionamientos,

g) La carencia de un plan de seguridad pública.

Ninguno se ha resuelto.

¿Será que pedimos demasiado? ¿Será que no se puede distraer el presupuesto porque el siguiente es un año electoral y las paredes no se pueden privar de las hermosas sonrisas de los “futuros”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada