viernes, 30 de septiembre de 2011

El proyecto original de Pani para la Plaza de las Tres Culturas después del terremoto de 1985


Así proyectaba Mario Pani a la Plaza de las Tres Culturas y su entorno, después de la reconstrucción del Terremoto de 1985


Esta sería la imagen sí se hubiera terminado la reconstrucción con los acabados y pintura que estaban en el proyecto, tal como la concebía el propio arquitecto Mario Pani.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Gente de la Unidad septiembre de 2011

José Juan Reyes Montemayor
                        “Si no es ahora, ¿cuándo? y si no soy yo ¿quién?”

Brenda Jazmin Cruz Pérez
                                   “Así como decimos lo que se puede hacer,
                                     también decimos lo que no puede hacerse”



Netzahualcoyotl Mendoa Pavía

                                  “Uno de los mejores trovadores de Tlatelolco

Konny Kuan Vázquez
                                       “La última Reyna de Tlatelolco 1979 electa
                                             durante la Fiestas Patrias”

Raymundo Velázquez

                                 “Sin amigos la vida sería incompleta, afortunadamente
                                hemos cultivado amigos y en Tlatelolco hicimos muchos”.


Prof. Almaquio Pérez Díaz
                              ”Carecemos de una vigilancia eficiente y en las noches
                            no existe. Añoramos los módulos nomas nos queda el recuerdo”

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Tlatelolco en imagenes septiembre de 2011

Hermoso amanecer hoy desde Tlatelolco


Los techos de los andadores requieren mantenimiento
 

¿Dónde están los jardineros?
 

Perforando una columna del edificio Queretaro (Estudios de la Delegación Cuauhtémoc)

Turistas junto vestigios prehipánico en Tlatelolco

Mural en el edificio Guanajuato

Superbarrio presente el 19 de septiembre en Tlatelolco

Próximas oficinas del DIF para adultos mayores en Tlatelolco (junto al edif. Sinaloa)

Estudiantes de la Universidad de la Cuidad de México con su maestra Norma Mogrovejo y el arquitecto Santiago Jordá en Tlatelolco.



Foro ciudadano de opinión sobre la inseguridad en el Hotel Melia

Incendio de tienda Wal Mart desde el edificio Chihuahua


martes, 27 de septiembre de 2011

¿Quién es el Ing. Sergio González Karg? fue responsable de la reconstrucción de Tlatelolco después del terremoto de 1985 y algo más...


Ing. Sergio González Karg

Sergio González  Karg el próximo 5 de octubre a las 19 horas  dará una conferencia: "LA RECONSTRUCIÓN DE TLATELOLCO OPCIÓN PARA EL FUTURO" en la Sala Alfonso García Robles del Centro Cultural Universitario Tlatelolco en Flores Magón No. 1

Curriculum
Lugar de nacimiento: México D.F.

Estudios profesionales: UNAM. Facultad de Ingeniería Título Mayo 3 1950, Harvard University 1950-1951.

Registro profesional: No. 26806-Título 220, Libro 1V.

Director responsable de obra: Registro No. DRO - 0462. del D.D.F.


Idiomas: Inglés (perfecto).Francés (lectura, conversación), Alemán (conversación).

Estudios de posgrado: Universidad de Harvard, Mecánica de Suelos, Estructuras de Concreto, Escuela de Administración de Negocios de Harvard, M.I.T. División Administración de Negocios, I.P.A.D.E..- AD2.

DE EDUCACIÓN CONTINUA: Instituto Mexicano de Administración de Empresas (I.M.A.E.), Asociación Mexicana de Administración Científica (A.M.A.C), Confederación Patronal de la República Mexicana, Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (C.M.I.C.), Colegio de Ingenieros Civiles (C.I.C.M.), C.E.I.R. de México, S.A., Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto, Sociedad Americana de Ingenieros Civiles A.S.C.E. New York, Nork, Cursos Fiscales Anuales. Despacho Bargalló-Cardoso Asociados, S.C.

Experiencia académica: UNAM Facultad de Ingeniería, Universidad Iberoamericana, Escuela de Ingeniería, UNAM. Escuela de Arquitectura, Universidad Anáhuac Escuela de Ingeniería, Profesor visitante en la Universidad de Texas en Austin, Houston y El Paso, Texas., Profesor visitante en la UNAM, La Salle, Iberoamericana, Worcester Polytechnic Institute Mass. U.S.A., Miembro del Consejo de Administración.

Conferencias: UNAM, CMIC, ITESM, ASCE, AAEI, TSPE, IMC y C., I.S.S.E., UMN

Conferencista sobre temas de ingeniería, enseñanza y administración: Facultad de Ingeniería U.N.A.M., Universidad La Salle, Universidad Anáhuac, Colegio de Ingenieros Civiles de México, A.C.,Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Hidalgo, A.C., University of Texas, Houston, TX.,University of Texas, El Paso, TX.,University of Texas, San Antonio, TX., American Society of Civil Engineers, San Louis, Mis.,American Society of Civil Engineers, Denver, CO, American Society of Civil Engineers, British Institute of Civil, Engineers, Londres, Inglaterra, American Society of Civil Engineers, British Institute of Civil, Engineers, Edimburgo, Escocia, Worcester Polytechnic Institute, Mass. U.S.A.

Condecoracoraciones: Presidents Award 1988. A.S.C.E., Otorgado por una vida de trabajo y por la labor desarrollada a la población después de los sismos de 1985 y la reconstrucción de Nonoalco-Tlatelolco. Actividades: UNAM Facultad de ingeniería., Topógrafo y Diseñador en la línea del Ferrocarril Durango Mazatlán—México Banco de México, Ford, Bacon & Davis Coverdale & Callpitts Inc., Jefe de Ingenieros en la Construcción de la Estación de Express y Carga, Ferrocarriles Nacionales de México, México, D.F., Profesor de Economía para Ingenieros Facultad de Ingeniería, UNAM Profesor de Economía Escuela de Ingeniería, Universidad Iberoamericana, Socio y Director de Construcción y Diseño Estructural, C.Y.E.M.S.A., Delegado del Presidente del Comité Organizador de los XIX, Juegos olímpicos en Acapulco, Gro. México., I.M.A.N. Instituto Mexicano para la Atención de la Niñez, Cuautitlán lzcalli O.D.E.M., Edificio Plaza Comermex, Edificio DESC., Fortín Chimalistac, Torres Universidad, Aduanas interiores. DRO, Centros de Cómputo (Puebla, Celaya, Torreón, Cd. Obregón, Guadalajara), Sede del Congreso de la Unión, SAHOP. DRO, Centro de Exposiciones Tijuana, B.C., PRONAF, Edificio del Banco de México. BANCEN. DRO, Edificio Omega. DRO, Banco del Ejército y la Armada. DRO, Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas DRO, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Edificio para Maquiladoras en Cd. Juárez, Chih. Zenith, BRK.

Actividades: Honeywell, Zenco de Chihuahua, S.A. DRO, Vocal Ejecutivo del Programa de Reconstrucción de la Unidad Habitacional Presidente, Adolfo López Mateos, SEDUE. NONOALCO TLATELOLCO, Renovación Habitacional, Mercados, Escuelas Hospitales, Asesor del Secretario de: Desarrollo Urbano y Ecología, SEDUE, Centro Médico demolición de 11 edificios, Edificio de la Procuraduría General de la República. P.G.R., Reforzamiento estructural de la Cimentación del Edificio de Relaciones Exteriores, Hoteles en Cancún, Milton, Pirámides del Rey, Aston Solares, Punta Esmeralda, Cabo San Lucas: Sheraton, Playa del Secreto en Acapulco, Metro: Linea Pantitlán lineas 3, 6, 7 y 8, Supervisión y Coordinación: Fraccionamientos. Los Olivos, Bella vista, Atizapan, Chiluca, Club Raqueta Del Bosque, Club de Golf El Copal, Bancomer~PEMEX: Conjunto habitacional en Minatitlán, Veracruz, Cancún: Estudios del Hotel Camino Real (Mecánica de Suelos), PAHNAL (Patronato del Ahorro Nacional), TELEVISA: Edificios Corporativos, RUBEN DARIO: Director General de Obra y Director Responsable de Obra, SAM’S, Tuxtla Gutiérrez Chiapas, Villahermosa Tabasco, SAKS, Moliere Polanco, JAFRA COSMETICS, XEROX DE MEXICO, CALAKMUL: Edificio, Director Responsable de Obra, GIGANTE: Tienda Suc. Eduardo Molina y Tienda Suc Tenayuca, Suc. Tultitlán, CENTRO COMERCIAL PATRIA DRO, ACAPULCO, GRO.: Estudios y concursos para edificio, Estudios y concursos para Condominios Horizontales en la costera, SUPERCENTER CUITLAHUAC.: Director Responsable de Obra, SUPERCENTER MIRAMONTES Y TLALPAN: Supervisión. DRO, AURRERA: Buenavista, Cuajimalpa, Insurgentes Sur, Villa Coapa, Guadalajara Jal., Aragón, Zaragoza, Estado de México, Chimalhuacán, CLUB DE GOLF CHAPULTEPEC Remodelación DRO, DESARROLLO URBANO ADATIZ Centro Comercial, NACIONAL MONTE DE PIEDAD remodelación sucursales 2, 3, 6, 8, 11, 19, 22, 24, y 29. DRO, WAL*MART Polanco, Suburbia: Tienda 5,455.85m2 Chihuahua, Chih. DRO, Vips: Restaurante, tienda y farmacia 1,179.11m2 Chihuahua, Chih. DRO, DINE, S.A. DE C.V Edificio Norte “A” y Norte “B” DRO, Centro Comercial Galerías Metepec DRO, Avon Cosmetics, S.A.Planta Industrial Celaya, Gto. México DRO, Centro Comercial Galerías Mérida Siglo XXI Mérida Yuc. DRO, INAHOE, gran Telescopio Milimètrico, OFFICE DEPOT Sta Fe, KOBLENZ ELECTRICA DE MEXICO, Planta Industrial, GATES: COHISA, TOLUCA, EDASA, AIRSPRINGS, HOSPITALES: Secretaría de Salud, Instituto Nacional de Cardiología , ISSTE, IMSS, Clínica CT. SCANNER Col. Roma, Col. San Ángel, Conjunto Habitacional General León, American School Foundation, Edificio San Carlos, González~Karg y Asociados, S.A. de C.V., Consultores en Ingeniería, Director General y Socio Fundador.

Trababajo internacional:

LATINOAMERICA: U.S.A.; Asesoría Internacional a la Compañía Exxon, Dallas, Texas. NUEVA YORK, Recomendaciones para el refuerzo del angar presidencial. GUATEMALA: Sismo, Edificio en la Ciudad de Guatemala. Conjunto Turístico en el Lago Atitlán. PANAMA; Estudio de Factibilidad para un Hotel en las Islas de Contadora. Estudio de Factibilidad para el Comité Olímpico Panameño, sobre Instalaciones de Veleros en Colón, Panamá y Contadora. BRASIL; Estudios para la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas (S.A.H.O.P.), en la Embajada de México en Brasilia. Edificio para una Empresa Alemana. VENEZUELA; Sismos, Estudios de Refuerzo Estructural para el Hotel Macuto,-Sheraton en la Guaira, y dos Edificios de Oficinas en Caracas; COLOMBIA; Asesoría en la Construcción de la Planta Gillette, Cali. NICARAGUA; Estudios de Factibilidad para la Construcción de una Cadena de Hoteles en las costas del Océano Pacífico, incluyendo Carretera, Puentes, Obras de Infraestructura, Servicios, Edificios y Unidades Habitacionales. PUERTO RICO; Desarrollo zona turística.

AFRICA: TANZANIA; Asesoría en la Construcción de la Nueva Capital Dodoma y organización de la empresa coordinadora de los trabajos.

EUROPA: FRANCIA; Asesoría para el Concurso del Edificio de la “Place de la Defense”, París. Asesoría para el Concurso del Conjunto de la “Place de la Vitelle”, París. ALEMANIA; Visita a fábricas dedicadas a la producción de precolados y pretensados.

*Esto es solo solo un extracto de su Curriculum. Proximamente lo publicamos completo en www.vivirentlatelolco.com.mx en la sección Notas

lunes, 26 de septiembre de 2011

Encuentro casual y memoria del 19 de septiembre de 1985 en Tlatelolco

Ceremonia del 19 de setiembre 2011 en la huella del edificio Nuevo León
Aurelio Cuevas


Pocos días después de la reciente conmemoración del sismo del 19 de septiembre de 1985, durante mi ejercitación física matinal en el Jardín de Santiago –ubicado en la esquina de Reforma Norte y Ricardo Flores Magón-, escuché una voz lejana al parecer dirigida a mi. Voltee pero no me percaté de donde procedía. Dio otra vuelta corriendo en derredor del parque cuando vi un hombre acercarse diciéndome: “¡Oye! ¡Oye!... ¿Tu vivías aquí? – levantó una mano señalando al edificio Querétaro- ¿Te acuerdas de mí?”.

En ese momento me detuve. En efecto, aquel era un ex-vecino del Querétaro, el Dr. David López Reyna, quien había comprado un departamento en el inmueble pocos meses antes del sismo de hace 26 años, mismo que habitaba con su esposa y su pequeño hijo. Su rostro no había cambiado pero su cabello negro estaba ya poblado por la blancura. Comenzamos a charlar, y recordamos lo ocurrido esa fatídica mañana. Tras el sismo David fue con quien primero tuvimos contacto mi familia y yo. Juntos nos asomamos por una terraza del edificio con vista al norte divisando con asombro como en el costado oriente se levantaba una enorme nube de polvo amarillento cuyo telón de fondo era un intenso sol matutino… a un lado se erguía el único módulo que había quedado en pie del edificio Nuevo León.

En aquel 19 de septiembre David y yo recorrimos el edificio para saber como andaba el resto de los vecinos. Ayudamos como pudimos a los residentes que se habían quedado encerrados porque la puerta de su departamento se había trabado con el temblor. Se veían las grietas que el sismo había dejado en las paredes del edificio y las del interior de los departamentos. Antes del mediodía todos los vecinos del Querétaro habíamos desocupado el edificio, haciendo del Jardín de Santiago nuestro punto de reunión.

En los días posteriores al sismo me comentó David que participó activamente en las labores de rescate de la gente que quedó bajo los escombros del Nuevo León. Me contó una anécdota de un periodista al que golpeó en la cara cuando estaba auxiliando a una mujer para salir de entre los bloques de concreto del caído inmueble. “Fue algo accidental –me dijo- porque el tipo estaba prácticamente echado sobre mi espalda, lo cual limitaba mis movimientos para que pudiera sacar a la señora. Moví mi codo hacia atrás de modo mecánico y entonces ocurrió el trancazo. El hacía su trabajo pero también obstaculizaba que se hiciera rápido el rescate de los sobrevivientes”.

Debido a su trabajo el Dr. David emigró a la ciudad de Mexicali, en Baja California, tras cobrar una indemnización de $50 mil pesos por su departamento en el Querétaro. En esa ciudad fronteriza el gobierno –a través del ISSSTE- le ofreció una casa, pero al querer tomar posesión de la misma se encontró con que estaba invadida y no pudo habitarla. Me dio a entender que tardó en adaptarse a un medio muy distinto al capitalino.

Le pregunté que estaba haciendo en ese momento en Tlatelolco, y dijo:

-“Uno no puede olvidarse de aquel día, no solo se vino abajo el Nuevo León sino nuestra vida se trastocó radicalmente…Desde hace dos años regresé a la ciudad de México para encargarme del área médica de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero voy a jubilarme y me regreso a Mexicali donde está mi familia. Antes de irme allá sentí ganas de darme una vuelta por este lugar…”.

-“¿Sentiste nostalgia?” – le pregunté en ese momento-, y respondió:

-“La verdad sí, en el breve tiempo que viví aquí la pasé bien… ¿Y qué pasó con el resto de los vecinos? ¿Cómo están tus papás?” –me inquirió-:

- “Hasta donde me enteré –dije- solo dos residentes originarios regresaron a vivir al Querétaro. Todos los demás se marcharon a otro lado. Yo me casé y vivo en otro edificio de la Unidad…Mis papás ya fallecieron”.

Mi interlocutor se quedó pensativo, tal vez haciendo remembranza del tiempo transcurrido desde aquella fecha hasta el presente, y dándome un cálido abrazo me dijo:

- “Bueno, me da gusto haberte encontrado aquí de nuevo después de tanto tiempo. Tengo ya que marcharme para organizar mi viaje a Mexicali. Que la pases bien.”

Nos despedimos, pero en el breve momento que charlamos rememoramos un hecho importante que marcó no solo nuestra vida sino la de muchos otros que vivieron un evento que marcó hondamente la historia reciente de la capital.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Fresno. En Tlatelolco casi todos tienen muerdago

I.A.MINERVA CHÁVEZ GERMÁN

Nombre científico Fraxinus uhdei (Wenz) es nativo de México, en Chiapas le llaman “Madre de agua” es un árbol caducifolio o sea que tira sus hojas en invierno, puede llegar a medir hasta 30 metros de alto, puede vivir más de 100 años.

Se utiliza como planta de sombra y ornato, diversas aves se alimentan de sus frutos, en Tlatelolco se ha observado que estos árboles, están plagados de muérdago, como se puede ver en el jardín de la Pera su madera es de muy buena calidad y se emplea para elaborar pisos , muebles finos, instrumentos musicales, mangos de herramienta.

Es medicinal ya que la infusión de corteza y hojas sirve para bajar la fiebre.

Es muy resistente a la contaminación, sus hojas acumulan polvo, pero para nosotros es importante porque lo captura del medio ambiente y cuando caen las hojas sigue adherido a ellas retirándolo del aire que respiramos tiene alta sensibilidad al ozono, por lo que puede ser indicador de la presencia de este elemento.

Del árbol de fresno se ha hablado mucho desde tiempos antiguos. Un lugar muy habitual para plantar el fresno era junto a casas y cabañas como guardián o benefactor en un sentido más amplio, pues se decía que atraía la salud y la fortuna o evitaba la desgracia sobre la familia y la hacienda.


Los fresnos de "La Pera" tienen todos muerdago

Forma. Árbol caducifolio, de 15 a 20 m (pierde parte de sus hojas en la época fría del año),(hasta 30 m) de altura y con un diámetro a la altura del pecho de hasta 1 m.

Copa / Hojas. Copa compacta y redondeada hacia la punta, su sombra es densa.

Folíolos, generalmente 7, ovado-lanceoladas, margen entero o crenulado serrado hacia el tope.

Tronco. Tronco recto con ramas hacia arriba.

Corteza. Externa es de color gris claro a café oscura, agrietada con placas cuadrangulares.

Flores. Flores unisexuales, flores diminutas

verde a rojas, sin pétalos.

Fruto. Fruto elongado alado (sámara) con una sola semilla creciendo en racimos densos de 15 a 20 cm de largo.

Raíz. Tiene una mayor tendencia hacia el desarrollo de raíces profundas.

martes, 20 de septiembre de 2011

Un puesto metálico de comida más en Tlatelolco



Un puesto de comida más...
 
Alrededor de la 19:30 horas, del día de ayer, personal de la Delegación Cuauhtémoc trasladaron un puesto ambulante y lo dejaron ahí para "fijarlo" y se quede en ese lugar; enfrente del Hospital Dr. Gonzalo Castañeda, entre la calle de Lerdo y Eje Central.
 El problema tiene relevancia porque se coloca en un corredor peatonal, prácticamente bloqueándolo que va del Eje Central al metro Tlatelolco.

José María Arellano Mora

lunes, 19 de septiembre de 2011

¿Por qué se cayó el edificio Nuevo León?

  
Por Antonio Fonseca

Edificio Nuevo León colapsado (foto de archivo)

*Sismo de 8.2° en la escala de Richter a las 7:19; el 19 septiembre de 1985.


Existen dos versiones al respecto: la primera, que ha sido la más difundida, por Cuauhtémoc Abarca, representante de la Coordinadora de Residentes de Tlatelolco, CRT, donde señala que el edificio Nuevo León presentaba inclinaciones de consideración, a lo cual, la Asociación del Residentes del Edificio demandó a FONHAPO1, vía PROFECO2, y ganó el caso para su rehabilitación.

Para llevar a cabo dicha rehabilitación los residentes del edificio iban a ser evacuados el 19 de septiembre, la mudanza iniciaría a partir de las 8 de la mañana, desafortunadamente, llegó primero el sismo a las 7:19 horas y el inmueble se colapsó de forma estrepitosa; derrumbándose dos terceras partes del mismo.

Ese día, a esa hora acompañado de mi hijo Antonio de 8 años, iba a atravesar el edificio Nuevo León por debajo del módulo central, porque entonces en aquella época los edificios no estaban enrejados, nos detuvimos en el último poste del andador que conducía hacia el inmueble; el movimiento oscilatorio que percibimos era muy intenso en este punto.

Precisamente, un momento antes de que el edificio se desplomara, todos los que nos encontrábamos en esa zona nos caímos y sentimos una gran sacudida. Literalmente sentí como si el Nuevo León se elevará, inmediatamente cayera y se sumiera.

La segunda versión, es la del arquitecto Santiago Jordá, especialista en el tema. Cuando le conté lo anterior, me explicó que el epicentro de ese terremoto fue frente a las costas de Michoacán, allá se generaron las ondas primarias. Dice, que un sismo no se siente igual en todas partes, que Tlatelolco esta sobre una zona lacustre, lo cual, esto aumenta el movimiento porque ahora es una zona lodosa, que las ondas primarias llegaron al DF, por el suroeste; al chocar con la zona dura del norte de la ciudad Cerro de la Villa y otros, se generan con el rebote ondas secundarias y éstas al interceptarse con las primarias forman “nodos” o picos con movimientos trepidatorios, es decir verticales, con movimiento muy rápido.

El Arq. Jordá asevera: “Un nodo fue lo que tiró al Nuevo León, si este se hubiera presentado en cualquier otro edificio de la Unidad; éste se hubiera caído sin importar su tamaño. Algo similar ocurrió en otros puntos de la ciudad”.
(Ver también: Arq. Guillermo Mitre: El edificio Nuevo León se cayó por falta de mantenimento. Publicado el 18 de octubre de 2011  en éste mismo blog.)
1 Fondo Nacional de Habitaciones Populares.
2 Procuraduría Federal del Consumidor.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Misión social de la prensa comunitaria urbana

Aurelio Cuevas (Sociólogo)
En un entorno metropolitano donde predomina el anonimato, el individualismo extremo y la atomización social es urgente la promoción de los valores basados en la solidaridad y la confianza mutua para impulsar una identidad colectiva en el barrio, vecindario o zona habitacional.

En nuestra unidad habitacional han surgido muchos intentos por remontar ese esquema de relaciones humanas frías, distantes y desangeladas en busca del impulso a proyectos colectivos locales. Max Mendizábal, en su libro El movimiento vecinal en Tlatelolco (publicado en 1984), apunta: “Los funcionarios vienen y se van nosotros permanecemos aquí”, describiendo así la gran separación existente entre dos mundos: el de la política y sus instituciones y el de la vida del habitante común de la ciudad.

Tlatelolco ha sido escenario del nacimiento, perduración y declive en distintas épocas de iniciativas de prensa comunitaria, impulsadas por diferentes personas o grupos al calor de diferentes coyunturas. Algunas de las publicaciones más recordadas con sus respectivos promotores son: Trinchera Tlatelolca (Sergio Alcázar), Unidad Urbana (Max Mendizábal y José L. Escobedo), El Tlatelolca (Cuauhtémoc Abarca y Gerardo Arreola) y Nueva Ciudad (M. Mendizábal), todas publicadas entre los años 70’s y 90’s.

Sin embargo, debido a su escaso tiraje, su deficiente distribución o su irregular periodicidad, las mismas no fueron ampliamente conocidas por sus moradores; aunque cabe decir que publicaciones como Nueva Ciudad (1992-1997) circularon más fuera que dentro de la Unidad.

Vivir en Tlatelolco –en sus dos épocas- es la experiencia más reciente de una publicación surgida en esta zona habitacional durante los últimos diez años, e impulsada por varios vecinos interesados –incluido el que escribe estas líneas- en dignificar nuestro entorno territorial. Si bien nos unen lazos de amistad lo que predomina es nuestro interés por dar voz a los habitantes de esta parte de la capital y de otros lugares de la misma con problemáticas similares. Los esfuerzos realizados hasta ahora llevados a cabo no han perseguido ningún fin partidista, lucrativo o religioso.

También este medio informativo persigue romper con la imagen de Tlatelolco alimentada por los medios de comunicación amarillistas (TV, prensa nacional, etc.), centrados en informar acerca de crímenes, asaltos, tragedias domésticas y cosas similares acaecidos dentro de la unidad habitacional. Así, Vivir en Tlatelolco sigue la línea trazada por los periódicos que le anteceden en el sentido de impulsar el conocimiento de esta zona, de su historia, su cultura y sus luchas en pos de generar una identificación y cariño de los residentes hacia el lugar donde viven.

Por último, pero no menos relevante, es que este órgano informativo persigue ser un espacio de expresión de los residentes de Tlatelolco con la mira de generar una identidad colectiva y una mejor calidad de vida de los mismos. Estos objetivos son las dos principales razones de ser de toda publicación local o comunitaria, ya que busca una comunión de intereses entre los avecindados en una zona o espacio con características singulares en la gran ciudad. Enhorabuena pues todo proyecto que se mueva dentro de tales coordenadas.

El miedo en Tlatelolco: reflexiones sobre una problemática contemporánea.

Miguel Ángel Márez Tapia (antropólogo)




Andadores sin rejas, edificio Chihuahua 1966. Fuente: Guillermo Díaz

El miedo es un sentimiento que compartimos todas las criaturas vivas, mencionó el sociólogo polaco Zygmunt Bauman en su obra Miedo líquido, sin embargo, los seres humanos contamos con otro tipo de miedo, de segundo grado, en otras palabras tenemos un miedo reciclado social y culturalmente. Bauman mencionó que ese miedo secundario o “derivativo” se convierte en un sedimento de una experiencia pasada de confrontación directa con la amenaza: un sedimento que sobrevive a aquel encuentro y que se convierte en un factor importante de conformación de la conducta humana aun cuando ya no exista amenaza alguna para la vida o la integridad de la persona; desarrollemos un poco más esta idea.

¿A que tenemos miedo? ¿Cómo podemos defendernos ante él? Cuando una persona interioriza un sentimiento de ser susceptible al peligro: una sensación de inseguridad (el mundo está lleno de peligros que pueden caer sobre nosotros y materializarse en cualquier momento sin apenas medir aviso) y vulnerabilidad (si el peligro nos agrede, habrá pocas o nulas posibilidades de esperar o de hacerle frente con una defensa eficaz; la suposición de vulnerabilidad frente a los peligros no depende tanto del volumen o la naturaleza de las amenazas reales como de la ausencia de confianza en las defensas disponibles). Siguiendo la idea de Bauman, cuando cualquiera de nosotros ha interiorizado semejante visión del mundo, en donde reina la inseguridad y la vulnerabilidad, recurre de forma rutinaria (incluso cuando no hay una amenaza auténtica) a respuestas propias de un encuentro cara a cara con el peligro, por ello considero que es más ilustrativo sí desarrollamos ejemplos sobre cómo se ha construido un miedo que está latente en cada una de nuestras actividades cotidianas y repercute importantemente en las problemáticas que compartimos en Tlatelolco.

El miedo atraviesa nuestro cuerpo, no existe un rincón en nuestros huesos que no haya experimentado esa sensación, se podría decir que es “normal” tener miedo. La sociedad actual es un mundo lleno de miedos a la incertidumbre que produce, piénselo detenidamente: 1) se tiene miedo a lo que uno piensa y no puede expresarlo libremente para no tener consecuencias negativas en nuestro centro de trabajo o escolar; 2) miedo al caminar porque está lleno de “extraños” en los jardines, andadores y pasillos en Tlatelolco; 3) miedo en nuestro hogar por la “inseguridad” del exterior por tanto se hace necesaria una nueva chapa de seguridad en la puerta del departamento, pero también viene acompañada de rejas metálicas en las ventanas y andadores comunes entre los edificios; 4) miedo a lo que comemos, respiramos y bebemos por todas las “enfermedades” que padeceremos con la ingesta cotidiana de ellos; 5) miedo a la violencia que nuestro país padece junta a la campaña mediática (preferentemente la televisión) convertida como el contenido más importante en la mayoría de sus programas; y 6) miedo por las políticas públicas del Estado que se nutren de nuestros temores y dicen que nos están “protegiendo”, colocando cámaras y sacando al ejército a las calles.

Bajo este panorama poco alentador, algo claro es que el miedo paraliza, no únicamente el cuerpo sino también la voluntad y conciencia. La mejor manera de protegerse ante la incertidumbre, inseguridad y vulnerabilidad de la sociedad contemporánea es la organización social. Las rejas y las cerraduras no son la respuesta adecuada, reflexiónelo un poco, en caso de un evento extraordinario como un sismo o un incendio, las rejas que se han instalado en casi todos los andadores comunes que cruzaban los edificios, en vez de proteger se convierten en una trampa, sólo menciono un dato: la razón por la que se evitaron muchas pérdidas humanas en los dos módulos del edificio Nuevo León en 1985, fue debido a la accesibilidad que contaron los vecinos para poder evacuar antes que colapsaran.

El miedo es “normal”, esto no implica dejar de ser lo que nos hace seres humanos, el vivir en colectivo. Vivir en Tlatelolco conlleva una responsabilidad adicional, se tiene el privilegio de contar con una infraestructura que pocas colonias de la ciudad pueden presumir, sí intentamos gradualmente colaborar de alguna forma en la mejora de nuestro patrimonio, entendiéndolo como todo el Conjunto e intentando revertir la tendencia a pensar que sólo nuestro departamento nos “pertenece” y lo demás es ajeno, existirá un cambio importante para hacer frente a todos los miedos que compartimos: la inseguridad en las áreas comunes, plazas y jardines, la vulnerabilidad de nuestros edificios ante un sismo, la incertidumbre de refugiarme en mi hogar porque no tengo a nadie más para enfrentar todos esos retos. La organización es una salida viable, solo falta la voluntad de todos para poder construirla.

Extracto de las palabras de Alejandro Castillo en el Foro “Periodismo Comunitario” del 25de agosto pasado.

Miguel Ángel Márez, Antonio Fonseca y Alejandro Castillo
El objetivo de crear este periódico fue, desde un principio, no tener un objetivo personal porque no queríamos, ni queremos, llegar a ningún sitio. No aspiramos a un puesto de función pública ni a organizar una guerrilla, que declare a Tlatelolco “Territorio Autónomo de la Ciudad de México”.

A lo que sí aspiramos es a involucrar a los vecinos de esta comunidad a navegar en este barco de papel, a expresar sus vivencias, a conocer y a revelarnos tal cual somos. Si esto sirve para llegar a alguna parte, que bien y si sólo sirve para viajar juntos pues también que bien. No estamos afiliados a ningún partido político, asociación religiosa, grupo altruista, secta filosófica, club de ajedrez o dominó… bueno, creo que ni siquiera simpatizamos con el mismo equipo de futbol.

¿Por qué escribir, habiendo tantos que lo hacen?, ¿Por qué, además, publicar, habiendo tantas publicaciones? , ¿Acaso no bastan los diarios? , algunos inclinándose a la izquierda, como “La Jornada”, otros a la derecha, como el “Reforma” y entre ellos una gama de periódicos y revistas: deportivas, culturales, científicas, de espectáculos, etc.

Pues no. No bastan porque nuestra comunidad, como todas, sólo encuentra espacio en las páginas de los diarios en la sección de la nota roja, sólo así existimos. Ser residente en Tlatelolco tiene su encanto, su propia esencia; somos diferentes, que se entienda así, ni mejores ni peores que otras comunidades, sólo diferentes. Día con día interactuamos y nos vamos haciendo de una cultura, de una forma de entender el mundo, y el nuestro en particular.

En este contexto nace “Vivir en Tlatelolco” como una publicación que intenta ser un medio de comunicación para mostrar y mostrarnos de que estamos hechos.

El ejercicio de gobernar tiene que ver, principalmente, con el arte de armonizar el tejido social. Sin embargo nuestros actuales funcionarios públicos son únicamente administradores y dejan un vacío que deteriora la vida cotidiana. El periodismo comunitario encaja en ese vacío, sirve como ventana para asomarse y mirar eso que no funciona bien porque los que deberían gobernar no se asoman a las ventanas, pues en su palacio las ventanas fueron sustituidas por cuadros, por pinturas, donde todo está bien.

Los siguientes problemas han sido nota cotidiana en esta publicación:

a) El uso de los andadores como pista de motocicletas,

b) La apropiación de áreas comunes, principalmente para usarlas como estacionamiento,

c) Los vecinos escandalosos que no son sancionados,

d) Los vecinos que no son amonestados por no recoger las heces de sus mascotas,

e) La falta de mantenimiento en parques, andadores etc.

f) La falta de reglamentación de los estacionamientos,

g) La carencia de un plan de seguridad pública.

Ninguno se ha resuelto.

¿Será que pedimos demasiado? ¿Será que no se puede distraer el presupuesto porque el siguiente es un año electoral y las paredes no se pueden privar de las hermosas sonrisas de los “futuros”

viernes, 16 de septiembre de 2011

Paco Gruexxo, Bienvenido Granda y Plácido Domingo en Tlatelolco

Bienvenido Granda
Publicado en El Universal el 18 de septiembre del 2008.

Chilanguerías: Por Armando Ramírez


Paco Gruexxo, Bienvenido Granda y Plácido Domingo


Era común andar caminado por la unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco, por la parte del Paseo de la Reforma y el jardincito de Tlatelolco, dicen que se llama San Marcos, donde los enamorados todavía se dan picoretes, pero en la tarde del 2 de octubre de 1968, a muchos que caminaban por ahí se les atoraron los aguacates al ver a los soldados rodear el jardín y es que el escuincle latoso compraba su torta en el Malinali, al ver eso, patas a correr y los soldados a golpear a la gente a culatazos, eso sí el chavito no soltó el balón y pélale rumbo a Tepito.

Se detuvo detrás de la estatua de Cuitláhuac, viendo cómo los soldados colocaban una metralleta y apuntaban a las escaleras del edificio de la esquina. Y ya saben toda la historia.

Paco Gruexxo
¡Ah, Tlatelolco!, pues en 1985 también estuvo cañón era la mañana del 19 de septiembre, me gustaba ir a desayunar a un restaurancito que estaba en los bajos del edificio Nuevo León; en las mañanitas a veces me topaba con el bigote que cantaba, Bienvenido Granda o a Roberto Cañedo, iba con una señora que lo acompañaba, el actor siempre tan bien vestido; o el genial crítico de música, José Antonio Alcaráz con su gran peso, deslizándose a tomar un pesero o escuchar los chismes de los reventones que organizaba Paco Gruexxo.


Cuando la enorme bola de polvo se paseó por el balcón de la casa y me asomé para ver hacia Tlatelolco, descubrí que ya no estaba uno de los bloques del edificio Nuevo León. Y ya sabe, a correr, ahí vivían un montón de conocidos.

Plácido Domingo
Al llegar al Paseo de la Reforma ví una montaña de vidrios, fierros retorcidos, polvo, escombros y gente en pijama saliendo de esa nube, como ese señor con su hijito en brazos diciendo que se había ocultado debajo de la mesa y que de repente se vio en Reforma; luego otro sismo, y luego que los familiares de Plácido Domingo estaban debajo de los escombros y que el divo de la ópera llega y que no se va hasta que encontrara a sus tíos o algo así.

Ahí la gente, sin dormir, pensando cómo arrastrarse entre los escombros y los días a oscuras, sin agua; el temor, el paso del tiempo, de los años y ahora ese Tlatelolco del Paseo de la Reforma se ve triste, solitario, ya no pasea por ahí muy rumbero Roberto Cobo, Calambres, o se escucha reír a la gran escritora María Luisa Mendoza, La China, tan famosa hace tiempo o a las verdetes que ahí recibían de regalo su suite, imagino por obra y gracia de un político importante. Y quién puede olvidar el bamboleo de la cintura más breve, Rossy Mendoza; por supuesto, el restaurancito en los bajos del edificio Nuevo León ya no existe, quién sabe qué sería de los meseros del lugar, de los clientes asiduos, tan familiares, ah, eso fue hace 23 añejos, digo, que tanto es tantito...


 
 
Comentario de Vivir en Tlatelolco:
En cuanto a lo que pregunta Armando Ramírez, en relación a los meseros del lugar, el restaurante se llamaba "Café México" el dueño era Carlos Quilárdi originario de Santander España, después del terremoto, él tomó el dinero de la indemnización y se fue a vivir a Cuautla falleciendo 10 años más tarde, Abrahán y Luis, los meseros (mejor conocidos como "Chavelo" y "El Capuchino") continuaron con el restaurancito algunos años en la Torre Cuauhtémoc aquí en Tlatelolco, pero ahora Chavelo tiene la concesión del Restaurante del Consevatorio Nacional y Luis se fue a trabajar a Estados Unidos.

Revista Vivir en Tlatelolco, No. 49. Sección: PALABRA DE VECINO

jueves, 15 de septiembre de 2011

¿Transporte público vs transporte particular?

Alicia Valiñas, Edificio 5 de Febrero

Metrobús Linea 3

Vivimos en una ciudad llena de problemas y opiniones políticas y sociales de toda índole. Uno de los grandes problemas es la contaminación. Para ello, se están tomando medidas pertinentes, que aunque bien aún no son palpables, a la larga al ir eficientando el sistema de transporte público, será posible que el automóvil particular sólo se utilice en pocas ocasiones.

Muchas molestias, quejas y protestas han generado la obra pública en el Distrito Federal, únicamente una es válida: el daño económico que está afectando al pequeño y mediano comerciante, por lo demás el desvío de calles, avenidas o su disminución de carriles es temporal, las obras no son eternas. Este daño colateral puede ser subsanado si se toman políticas y medidas pertinentes y se podría asegurar el éxito que aunque en forma paulatina se logrará en pocos meses.

Con la construcción de nuevas líneas del sistema del Metrobus, así como las del Peribus, se está cumpliendo con acuerdos internacionales para combatir la emisión de partículas contaminantes y es de tomar en consideración que los tiempos de recorrido efectivamente es mucho menor, el tiempo de traslado hombre es entre 30 y 60 minutos, lo que evita el estrés, permitiendo llegar más relajados sin el conflicto de que no se avance en el tránsito ya siempre complicado.

Es un acierto, este sistema es eficaz, aunque algo deficiente, pero no exento de poder corregirlo. Falta mayor parque vehicular, sobre todo porque el tiempo de abordar se alarga, tanto por la falta de cultura cívica de los que se quedan en las puertas, como que este es insuficiente a las horas pico, somos demasiados los que queremos llegar a nuestro destino y se entorpece el flujo constante del transporte al impedir el rápido descenso de personas para que otras lo aborden.
En el caso del Metrobus, además se debe rediseñar la flotilla ya que el cierre y apertura de las puertas impiden un cupo mayor, la solución está, ya que los autobuses que recorren del Metro Balderas a Santa Fe, cuentan con el sistema conveniente, las puertas abren deslizándose; los pasillos interiores son muy estrechos y dificultan la circulación dentro de la unidad, una hilera menos de un lado permitiría esta circulación. La línea 2 del Metrobus actualmente está saturada pero al iniciar la Línea 12 del Metro el flujo se verá distribuido en ambos sistemas. Lo mismo puede suceder con la línea Dorada y el Peribus, esperando se apruebe la construcción de las cuatro estaciones más para dar un mejor servicio en la zona poniente del Distrito Federal.
Con las mejoras al autotransporte se podrá mejorar aun más el servicio, se logrará lo que se ha propuesto, motivar al ciudadano a utilizar menos el automóvil. Se está en el camino, sólo falta que todos los niveles de competencia hagan lo que les corresponde y se tomen medidas y políticas pertinentes: paciencia si, mucha paciencia el resultado lo tendremos al concluir tanta obra pública a un mismo tiempo, pero necesaria.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Cuál fue el origen de la Unidad Tlatelolco?

Por Arq. Santiago Jordá Salazar

Ahora en este artículo y después de haber explicado porque considero a esta unidad como la mejor de todo México desde cualquier punto de vista. Platicaremos de la historia de esta Unidad Habitacional, ¿Por qué se construyó? ¿Quién la construyó? ¿Quién aportó el dinero? ¿Por qué tiene este nombre?


Esta unidad habitacional se la debemos como irónicamente lo he comentado con varios vecinos, causando su asombro nada menos que a Fidel Castro Ruz y a su Revolución Cubana, ya que después de la fallida invasión del grupo anticastrista el 17 de abril de 1961 en Bahía de Cochinos. 

El gobierno de los Estados Unidos encabezado por el Presidente John F. Kennedy en la conferencia en Punta de Este, Uruguay, propone y se firma por todos los países de América Latina, el 17 de agosto de 1961, un acuerdo llamado: “Alianza para el Progreso” (ALPRO) con el cual se pretendía alejar a todos los países firmantes de América Latina de la Unión Soviética y obviamente de Cuba.
Los Kennedy con el Presidente Adolfo López Mateos, 1962.





















Para este efecto impulsaría también el desarrollo de la industria, el campo, también en lo económico y social otorgando créditos a 50 años sin intereses, como parte de esto había una partida para la construcción de dos unidades habitacionales.



Pero cada gobierno para ejercerlo debería presentar estudios de proyecto y costo antes de terminar el año de 1961 o se perdería; el gobierno mexicano propuso una unidad habitacional en los llanos de Balbuena, pues solo alcanzaría el tiempo para elaborar ese proyecto. Esta unidad tuvo el nombre del presidente de Estados Unidos: John F. Kennedy.

¿Le debemos a Fidel Castro la construcción de Tlatelolco?

Al enterarse el arquitecto Mario Pani Darqui, presentó al gobierno mexicano un proyecto totalmente terminado con el cual había ganado un concurso internacional para una ciudad modelo convocado por el gobierno de Venezuela para Caracas su capital, pero era para un nivel socioeconómico medio y medio alto, el gobierno inmediatamente lo acepta, se buscó un terreno para construirlo, entonces se expropia a Ferrocarriles Nacionales, los terrenos que ocupaba como patios de maniobras y carga en Nonoalco, también en lo que fue la prisión militar y el primer batallón de guardias presidenciales junto con la iglesia y convento de Santiago Tlatelolco.

Parte de la expropiación por la premura del tiempo fue equivocada ya que trataba de terrenos del Sindicato Nacional de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana, como en el año de 1986 me lo dijo un antiguo vecino del edificio 10 del ISSSTE después de mostrarme los documentos y del juicio que a la fecha tenía contra el gobierno. Este vecino fue Valentín Campa, ex líder del Sindicato Nacional de Ferrocarriles, para mí fue un honor conocerlo y tomar varias veces café con él platicando sus experiencias.

Una vez seleccionado el terreno se adaptó parte del proyecto a él, se hicieron cambios de acabado en los edificios “A” Y “B”, se aumentó el número de los primeros, se eliminó el gran parque central que se tenía originalmente desde el edificio Chihuahua a la calle de Lerdo, parte se convirtió en la Plaza de las Tres Culturas, se conservó la iglesia y el convento. Así como, se restauraron las ruinas que se encontraron en la zona arqueológica y del otro lado del Eje Central quedó únicamente un residuo de este gran parque, el de “La Pera”, ya que los edificios tipo “K” también fueron incluidos en el nuevo proyecto por otros motivos, este es el presentado en tiempo y forma a la ALPRO, junto con el del Balbuena y ambos son aprobados y financiados para su construcción.

Como consecuencia el gobierno del D.F. decide hacer la ampliación de Paseo de la Reforma Norte, del Caballito a la Glorieta de Peralvillo para enmarcar la Unidad del lado oriente y separarla de la colonia Morelos. Por la parte poniente colindaba con la Avenida Insurgentes, además de cruzarla dividiéndola en tres secciones las avenidas Guerrero y hoy Lázaro Cárdenas, además de la avenida Lerdo que en su momento era de doble sentido con camellón al centro, arbolado en el tramo de Ricardo Flores Magón a Manuel González.

Finalmente, en junio de 1962 en su visita a la ciudad de México el presidente de los Estados Unidos de América inaugura la primera sección “Independencia” junto con el presidente Adolfo López Mateos, sus comitivas y dirigentes de la ALPRO en las instalaciones del Club Félix Azuela. Así obtuvo el nombre de Conjunto Urbano Presidente Adolfo López Mateos de Nonoalco Tlatelolco.

Después de este breve resumen del por qué, cómo y cuándo de la Unidad que habitamos. Pasaré a tratar de narrar la historia de la Unidad una vez habitada y de las diferencias que en lo personal he observado en el devenir del tiempo teniendo la fortuna de habitarla con mi familia y de las satisfacciones que me ha dado poder servirla en una mínima parte de su historia.


Para lograr esto es indispensable dividirla en dos épocas casi iguales en tiempo, pero totalmente diferentes tanto en el tejido social de los habitantes como los servidores públicos y autoridades que nos gobiernan por lo que creo que las soluciones que tomemos en conjunto para solucionar la problemática integral de la Unidad deben de ser nuevas y acordes a las situaciones que se presenten o acaso retomar algunas soluciones del pasado que funcionaron en su momento, hay que recordar que el que olvida o no conoce su historia tiende a cometer los mismos errores y el que cuida el orden, el orden lo cuidará y el que promueve el desorden, el desorden lo destruirá.
Contruyendo la Unidad

Por último quiero recordarles un dato del censo del 1980 en donde la Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco obtuvo el nivel cultural más alto en promedio en toda la República Mexicana. ¿Qué nos paso?

Lo estaba olvidando la primera época sería de la inauguración al 19 de septiembre de 1985 y la segunda época del 20 de septiembre de 1985 al día de hoy. Pero por falta de espacio esto lo veremos en la siguiente entrega. Gracias.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Revista Vivir en Tlatelolco


El próximo 16 de septiembre estará en todos los puestos de periódicos de la Unidad Tlatelolco

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Plática del Ing. Sergio González Karg en Tlatelolco

Ing. Sergio González Karg: fue el responsable del reforzamiento de los  edificios  de Tlatelolco después de los sismos de 1985.
Tendremos la oportunidad de platicar con él.
Será en el Auditorio: Alfonso García Robles

Ángel Mercado: ¿Cómo será Tlatelolco dentro de 50 años?

Arq. Ángel Mercado Moraga
Fue invitado a dar una plática por los Hermanos Arellano Mora al "Curso Historia de la vida cotidiana en Tlatelolco: memoria y fotografía".

Se realizó el 3 de septiembre en la Unidad de Vinculación Artística (UVA) del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.



El arquitecto y urbanista, catedrático de UAM Xochimilco y la UNAM practicó el periodismo urbano. Durante los años ochenta en el periódico "El día" con la columna: "Crónicas de la otra ciudad".

A continuación un extracto de su plática:

Para imaginarse el futuro hay tres formas, imaginar que el futuro será mejor que el presente, una manera utópica es decir esperanzadora. Otra manera es la distopía lo peor está por venir catástrofes urbanas o ecológicas o una epidemia o cualquier otra desgracia. Hay una tercera manera que es una combinación de las dos, una prospectiva; esta se puede explorar: Tlatelolco podría tener está población, la economía así, los inmuebles esto, etc. etc.

El presente es importante es lo único que existe, por qué si suponemos que no existe tampoco existimos nosotros. La construcción del futuro o como estudiar el futuro ha creado hasta una nueva ciencia.

En los años cincuentas y sesentas la idea del futuro era promisoria, los políticos en su discurso incluso dicen ¡ya lo estamos logrando!, futuro esperanzador. Otra vertiente es la revolución rusa era una posibilidad de cambiar las cosas. ¿Qué hacemos con las ciudades? No había nada definido, al final prevaleció una impuesta: vamos a hacer las ciudades, vamos a hacer una ciudad que no enajene, que nos eduque, que nos forme, se hicieron edificios convertidores, "edificios escuela", así se hicieron grandes conjuntos habitacionales, que finalmente fueron un fracaso, no había privacidad, “alguien nos denunciaba”. Suponer que la arquitectura nos puede educar, es equivocado.

La crónica un poco más  completa ya está en  la Pagina web: www.vivirentlatelolco.com.mx en la sección opinión y será incluida en el número 50 de nuestra revista que se distribuirá el 16 de octubre próximo en los puestos de periódicos.