viernes, 20 de enero de 2012

El DF hacia el 1 de julio de 2012 ¿Partidos ciudadanizados o ciudadanos partidistas?

¿Quién usa a quién?

Por Miguel Ángel Márez Tapia (antropólogo)

Dr. Miguel Angel Mancera, candidato del PRD al GDF 
Luego de compartir diálogos con diversas voces que han militado en algún momento de su vida en un partido político, nos queda la duda. ¿Qué piensa el militante de base? Sí, ese fiel y leal que inicia carrera desde abajo, suda, lucha, hace pegas en las noches, es parte de los cuadros de candidatos y su aspiración es subir en la estructura vertical del partido que milita. Hoy en día los sectores cupulares tienen una deuda importante con él, hoy es más visible que existe una ausencia importante de cuadros jóvenes que refresquen el discurso y acción al interior de los partidos. Unos la llaman “la crisis de los partidos”, otros hablan que “los ciudadanos deben participar en política”. Ambas tendencias, en la actualidad a partir de lo suscitado en la capital, muestran un nuevo camino.

El escenario político de la ciudad de México ha vislumbrado una tendencia de candidatos que no militan en partidos, tiende a convertirse en una nueva escena que nos permite adentrarnos en este análisis. Javier Sicilia descalifica este mecanismo de ciudadanos en el ámbito electoral partidista en el sentido de Isabel Miranda de Wallace diciendo: “solamente sirve para legitimar la partidocracia”. Nada alejado de la realidad, el PAN no existía en la capital, una semana después de la postulación los índices muestran una alza cercana al doble en intenciones de voto, así el PAN va a competir, ganar curules extras, y quizás, delegaciones. La elección del DF será de tres adversarios, no sólo de dos como se pensaba con anterioridad.


Isabel Miranda de Wallace, candidata del PAN al GDF
Miguel Ángel Mancera será el abanderado de las izquierdas, otro candidato que no milita en el PRD, un académico y profesional en su área. Su caso es sui generis, no existe otro procurador en el país, que hoy tenga la más mínima posibilidad de ganar una candidatura, y menos aún, ser gobernante de alguna entidad. ¿Qué hizo bien Mancera? Lo más importante, ser leal al titiritero. Marcelo Ebrard se movió a placer por la concesión que dio Andrés Manuel López Obrador luego de ganar la candidatura presidencial, se transformó en el maestro de la representación dramática capitalina llamada “encuesta”, eso lo sabe bien Alejandra Barrales, durante toda su última gestión legislativa promovió su candidatura, creó cuadros en la Cuauhtémoc, con el delegado Agustín Torres y el diputado José Luis Muñoz, sin embargo, se distanció del titiritero, ahí el craso error. ¿Los cuadros de Barrales se habrán vuelto vulnerables ahora, luego que René Bejarano ya decidió apoyar a Mancera? Habrá que verse, más con la incursión de Virginia Jaramillo por competirle a Alejandro Fernández, la candidatura a la delegación Cuauhtémoc por las izquierdas. Por otra parte, la intención de la líder de los vendedores ambulantes del Centro Histórico, María Rosete en convertirse en candidata a diputada federal.

Las candidaturas ciudadanizadas (más no ciudadanas, es necesario hacer ese matiz)  por las delegaciones, asambleístas, diputados federales y senadores serán el escenario más interesante, el PAN anunció que repetirá la fórmula en varios puestos, al PRI lo han estado coqueteando y difícilmente dejará de estar fuera de esa tendencia, ya es conocido la intención del otro Dr. Simi, Xavier González Zirión, el líder de “alguien tenía que decirlo” de competir por los colores tricolores por un cargo público, se dice que será a nivel delegacional donde el empresario farmacéutico pudiera tener cabida en la contienda. ¿Quién usa a quién? La pregunta sigue abierta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada