sábado, 2 de febrero de 2013

TRAMPAS DE SEGURIDAD Como medios de protección


En los edificios Tipo “I”, “M” y “N”


Colaboración especial
 
Por Francisco Arellano Mora*
 
Cuando se proyectó la Unidad Tlatelolco, se consideró las dimensiones y áreas óptimas para su uso y movilidad; y lo más importante, para evacuación de los residentes por eventualidades de incendio o sismo. Por ejemplo:


Puerta de acceso, tu departamento cuenta con dimensiones reglamentarias.

Vestíbulo en entrepisos, cuenta con el espacio necesario para abordar el elevador y el uso de escalera.

Elevador, cuenta con las dimensiones necesarias de tiempo-velocidad para el desplazamiento en cada entrepiso.

Vestíbulo en planta baja, cuenta con un área necesaria, sin obstáculos, para su salida del elevador y del desplazamiento del uso de la escalera.

Vestíbulo exterior, con óptimas dimensiones para la evacuación al exterior en diferentes direcciones.

Actualmente, ante la delincuencia ha proliferado la instalación de rejas como medida de “seguridad” y, con esto, se altera el proyecto original del inmueble. ¿Cómo?



·     Primero: se coloca una puerta –en algunos departamentos- de herrería anexada a la original del departamento con acceso al vestíbulo donde está el acceso al elevador y escalera de salida;

·    Segundo: se instala una puerta de salida del vestíbulo del elevador –en la planta baja-, que debe ser activada, para su apertura, por un sistema de interfono; y

·     Tercero: se pone una reja, cercado metálico, en el vestíbulo de acceso al edificio.

Al respecto del segundo y tercer puntos, el ancho de las puertas, no están apegadas a la normatividad vigente de construcción y de protección civil. Estas se colocan sin haber considerado la falta de escalera y puerta de salida de emergencia, entre otros elementos necesarios para un desalojo por incendio o sismo. Entre otras más, Protección Civil recomienda:

EN CASO DE SISMO
No correr. Resguardarse en un sitio seguro dentro de tu departamento, no utilizar elevador.

EN CASO DE INCENDIO
No correr, mantener la calma y salir a un sitio seguro. No utilizar elevador.

¿Qué sucedería ante estos enrejados? Hagamos una reseña en caso de sismo:

-Corremos para salir del departamento pero nos encontramos con el primer obstáculo: la puerta del departamento, para abrirla tenemos más de dos cerraduras; recordamos súbitamente que no debemos usar el elevador, entonces bajamos por la escalera y nos encontramos con la segunda puerta, la que está en la planta baja -en el vestíbulo del elevador y escalera-, se necesita que sea abierta por medio del interruptor del interfono, logramos pasar la anterior puerta; y nos encontramos con la tercer y última puerta –aquella que al franquearla nos pondrá a salvo- la que nos comunica con el exterior del edificio. Ya en el vestíbulo de acceso al edificio se han sumado los vecinos queriendo salir –que remotamente no pedirán hacer una fila- porque todos ambicionarán salir a la vez. ¿Qué sucederá? Que al no poder salir, quedarán apresados en su trampa de seguridad1.

Por lo tanto, propongo:
·   Retirar los cercados metálicos y puertas dentro del vestíbulo.
·   Colocar dispositivos de normas preventivas de siniestros en cada piso.
·   Instalar señalización de rutas de evacuación en cada piso.
·   Realizar periódicamente simulacros de evacuación.
·   Elaborar una agenda telefónica entre vecinos.
·   Realizar periódicamente reuniones de información y de convivencia.
·   Exigir vigilancia, entendida ésta como un servicio público, a las autoridades competentes.

¿Qué prefieres?: Trampas de seguridad o seguridad vecinal planificada.


1 Ver: Tlatelolco Forever. Adrián Arellano Mora. Sección: Opinión. Punto 5, pág. 12, infra. Revista Vivir en Tlatelolco. Núm. 54. Febrero-marzo. México, DF.

Donde se menciona lo sucedido en la entrada B del edificio Ignacio Zaragoza, Tlatelolco; en el sismo del 10 de diciembre del 2011.


*Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada