martes, 28 de mayo de 2013

Guerrero: una radiografia de la marginación social

Marginación social en las comunidades rurales
Aurelio Cuevas (Sociólogo)


Según el Censo de Población y Vivienda 2010 Guerrero es el estado del país que ocupa el primer lugar en marginación social: 17% de la población de 15 años o más es analfabeta, 31.6% con 15 años o más no concluyó la primaria, 20% habita en viviendas sin drenaje ni excusado, 30% ocupa viviendas sin agua entubada, 50% vive en situación de hacinamiento, 20% ocupa viviendas con piso de tierra, 50% vive en localidades con menos de 5 mil habitantes y 55% de la población ocupada gana hasta 2 salarios mínimos.   
Un estudio que realizó la Cámara de Diputados sobre la pobreza nacional -dado a conocer en 2008- señala que hay 145 mil hogares pobres en las zonas urbanas de Guerrero: 43 mil en Acapulco, 14 mil 600 en Chilpancingo, 7 mil 700 en Iguala y 5 mil en J. Azueta. Estas cuatro ciudades concentran la mitad de los hogares pobres urbanos (www.lajornadaguerrero.com.mx/2008/11/18); Acapulco resalta porque sus zonas suburbanas reúnen el más alto número de hogares pobres en el estado. 

En el famoso puerto turístico han ocurrido en años recientes hechos impactantes vinculados a la falta de seguridad pública, como el que tuvo lugar a mediados de 2011: en una zona suburbana se dio un paro de profesores de escuelas públicas para solicitar protección a las autoridades municipales ante la exigencia del “crimen organizado” de que otorgaran la mitad de su sueldo como “pago de derecho de piso”. Por las mismas fechas apareció en las afueras de un plantel escolar un saco con varias cabezas decapitadas como signo de advertencia a quienes se atrevieran a desacatar tal demanda (www.siempre.com.mx/2011/09/maestros).

Cabe decir que de 2006 a 2010 Guerrero se ubicó entre los primeros cinco estados donde la violencia ligada a la “delincuencia organizada” creció en mayor medida, siendo Acapulco el primer municipio donde -en el mismo lapso- ocurrieron más asesinatos vinculados a esta condición.

Guerrero tiene una elevada población de 15 a 29 años que asciende a poco más de 800 mil almas (o sea uno de cada cuatro habitantes); el 40% de los jóvenes radica en los cuatro principales municipios urbanos: Acapulco, Chilpancingo, Iguala y J. Azueta. Sin embargo, en el 2012 la entidad ocupó el penúltimo lugar de los estados con menos instalaciones deportivas, estando más atrás Tamaulipas (la primera aparecía con 26 y el segundo registró solo 6) (www.oem.com.mx/laprensa/notas...).

Según datos del Censo de Población y Vivienda 2000 (los correspondientes al 2010 todavía no están disponibles) la población de jóvenes podía clasificarse así: 1 de cada 5 era estudiantes, 1 de cada 4 (en su mayoría mujeres) se dedicaba a labores domésticas, 4 de cada 10 trabajaban a cambio de un ingreso, y un porcentaje de 15% manifestó hallarse en plena inactividad. Es factible que a poco más de una década de distancia tales datos se han mantenido sin cambios sustantivos.

La Quebrada en Acapulco - Los contrastes
Sin caer en juicios a favor o contra de las acciones protagonizadas por los maestros de educación básica en Guerrero en este 2013, cabe afirmar que los datos expuestos nos ilustran que en dicho territorio han crecido -desde hace varios años- tensiones sociales que ni el gobierno estatal ni federal han  canalizado. En consecuencia: la reticencia del gobernador Ángel Aguirre Rivero a atender los reclamos del magisterio guerrerense es un elemento que dificulta encontrar una salida auténtica al problema actual.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada