martes, 4 de junio de 2013

Atenco: la mirada nacional e internacional

#TodosSomosAtenco

Por Mónica Vázquez Delgado

Mirada Sostenida. Mujeres de Atenco. Foto del blog de Liliana Zaragoza 


¿Por qué en cada manifestación, las pancartas traen escritas “Atenco no se olvida”, “Todos Somos Atenco”?, ¿por qué no se olvida Atenco?

Han pasado 7 años desde que, durante el mandato gubernamental de Enrique Peña Nieto, en el Estado de México, estuvo de acuerdo con la decisión de que la policía federal acudiera a “poner orden” ante los “disturbios” que estaban ocasionando los pobladores de esta región.


¿Disturbios?, ¿poner orden? La gente se manifestaba en contra de la construcción de un aeropuerto en su localidad, perderían sus tierras, lo que incluye: su trabajo, su identidad generacional laboral. No sólo era suelo, era historia y sustento económico familiar.

La policía federal acudió, violentó la protesta y años después nos enteramos que Atenco fue lugar testimonial de torturas físicas y sexuales, encarcelamiento arbitrario y “disculpa”, siete años después, por parte de Peña Nieto, actualmente presidente de México.

Para  Mariana Selvas, Georgina Rosales, María Romero, Norma Jiménez, Claudia Hernández, Ana Velasco, Yolanda Muñoz, Cristina Sánchez, Patricia Torres, Gabriela Cuevas y Bárbara Méndez el perdón no será aceptado. Fueron las once mujeres que el 14 de marzo de este año, acudieron a la audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la ciudad de Washington por el caso que ésta (Comisión) ha nombrado al expediente “12,846 víctimas de Atenco”, cifra del resultado de un sistema político mexicano que define la protesta como “disturbio” y argumenta la fuerza violenta como “poner orden”.

En total son 26 mujeres las que fueron víctimas de la tortura sexual, sin embargo, sólo once han decidido declarar su testimonio ante el proceso judicial nacional y a nivel internacional. Son siete años que han estado en constante lucha mediática por la tergiversada información que se difunde de lo sucedió el 3 de mayo en Atenco.

Este 2013, con la intervención de la corte internacional de Derechos Humanos, movimientos sociales se han unido a este proceso de rescate de la memoria. Se creó la organización civil Recuerdo Atenco, la cual en su página de Internet se halla una remembranza cronológica de los hechos del 2006, entrevistas con los las mujeres que declararon en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, también el seguimiento judicial ante la demanda impuesta por la tortura sexual de policías federales a las mujeres de Atenco.

Liliana Zaragoza, fotógrafa argentina, está construyendo el proyecto icónico “Mirada Sostenida”: fotografías de cada una de las once mujeres, un seguimiento periodístico a través de entrevistas, crónicas, contar lo sucedido para ser leído y visto por la sociedad internacional 
La mirada dentro y fuera de México está en Atenco, sus pobladores, sus mujeres, por eso no se olvida, porque son 7 años de querer hablar y ser escuchados bajo un solo un pronunciamiento: “Atenco no se olvida”

En México, la mirada es de la recuperación de la memoria en su sociedad, en lo internacional, la mirada es de difundir el testimonio de las once mujeres que no perdonan el “poner orden” de la administración gubernamental de Peña Nieto.
#TodosSomosAtenco porque 
#TodosSomosMéxico.. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada