viernes, 7 de junio de 2013

Palabra de vecino: ¡A ustedes, que les pasa!

Reclamo de una vecina Tlatelolca


Emilia Dantes


Helicóptero de la Marina sobrevolando Tlatelolco
¿haciendo rondínes por nuestra seguridad?
Foto: Antonio Fonseca


Los tlatelolcas son desesperantes, en cualquiera de las tres secciones uno escucha a la gente quejarse, por todo, la mayoría de los tlatelolcas creo son parientes cercanos de Carolina de Mónaco, de la nueva Reyna de Holanda, de alguna monarquía porque: ¡vaya que son delicados!

Supongo debe de ser por los orígenes monárquicos porque si no, no entiendo, menos aun entiendo porque si de todo se quejan, (la mayoría) no asisten ni cooperan ni nada, a las juntas que la delegación tiene a bien organizar para cada sección una vez al mes con las autoridades. No asisten canchanchanes ni funcionario patito, vienen los jefes, los mero meros de las distintas  corporaciones.

Así pues tengo varias teorías de lo que sucede; La más lógica para no variar es que el tlatelolca piensa, a mi qué, que se ocupen los demás, no tengo tiempo, estoy muy ocupado viendo el futbol o viendo la novela o algo así de importante. Teoría dos, francamente para angustiarse, no asisten obvio los delincuentes, gulp, los parientes  y/o amigos  de los delincuentes o infractores de la ley.  Muy preocupante porque, podrá ser que dé el universo inmenso de gente que habita Tlatelolco ¿será que la mayoría tiene cola que le pisen? Espero que esta teoría sea  la menos real y equivocada.

Tercera teoría: No se enteran porque no leen los avisos que se ponen avisando de las juntas, Sera?

Porque pegan tantos letreros de tantas cosas que tal vez ya no leen nada, pero nada que no sea el tv novelas o el periodiquillo ese feo que si lo exprimen le sale sangre, que necedad de leer cosas feas.

Pero habría que tomar conciencia, asistir a las juntas, porque en la tercera sección, a las juntas que he asistido me ha tocado oír los reportes de toda clase de quejas vecinales, que si asaltan en determinado punto, que si falta luz que si las luminarias no prenden, que se roban las coladeras las letras de los edificios, que si los vecinos ruidosos, que los que no recogen las heces de los perros, que solicitan mas policías en determinados puntos, que mil cosas y hasta ahora puedo dar testimonio y conste que ni recibo sueldito ni soy palera ni nada raro, me ha tocado oír que han atendido todas y cada una de las peticiones de la muy muy poca gente que asiste.

Tomen conciencia, porque lo que va a suceder es que si la comunidad sigue así de apática, lógicamente la delegación va a decir “al cuerno con Tlatelolco”, no asisten a las juntas, no cooperan no participan no nada, así pues lo que se ha logrado se va a perder.

Las juntas las hacen hasta donde tengo entendido, anoten, pongan atención: el segundo martes de cada mes para la primera sección, el segundo miércoles de cada mes para la segunda sección y el segundo jueves de cada mes para la tercera sección

A los que no tenemos cola que nos pisen, que queremos vivir más tranquilos y con menos delincuentes y con menos problemas nos interesa que las autoridades nos pelen, nos oigan, nos hagan caso, pero si somos cinco o seis vecinos los que acudimos a las juntas esta del cuerno.

Acudan, asistan, participen, denuncien, ahora tenemos autoridades que nos están oyendo, aprovechemos la oportunidad de vivir mejor, sino ni hagan panchos ni fastidien quejándose eternamente cuando en sus manos está la solución a los problemas participando, sino sobre aviso no hay engaño
Insisto, ¡a ustedes que les pasa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada