martes, 6 de agosto de 2013

Sismos, terremotos… Intensidad, magnitud.

Gloria Elizabeth Amador Bautista


Vecinos y vecinas tlatelolcas, nos complace exponerles en esta ocasión información sobre sismos y terremotos. Para nuestra comunidad es muy importante conocer cómo se originan y los padecemos en el Distrito Federal y en concreto en Tlatelolco, que se encuentra en el área más vulnerable de la Ciudad de México pues el suelo en que está asentado el conjunto urbano es el blando (del lago). Recordemos que Tlatelolco es la zona más emblemática del Distrito Federal en lo referente a este tema y a los acontecimientos de septiembre de 1985.

Algo que debemos tener presente, es que los temblores en la Ciudad de México siempre van a suceder, debido a que nuestro país se localiza en una de las zonas sísmicas más activas del mundo: el Cinturón de Fuego del Pacífico, su nombre se debe precisamente al alto grado de sismicidad que resulta del movimiento de cuatro placas tectónicas: la Norteamericana, la de Cocos, la de Rivera y la del Pacífico.

Cómo ocurre. Un sismo es un fenómeno que se produce por un rompimiento repentino en la cubierta rígida del planeta que es la corteza terrestre, derivado de ello, se producen vibraciones en todas direcciones (en forma vertical y horizontal. Coloquialmente las personas dicen “trepidatorio” y “oscilatorio”; sin embargo la realidad es que en un temblor siempre tenemos movimientos en todos los sentidos) y que percibimos como sacudida y balanceo, siempre su duración e intensidad son variables.

Alerta Sísmica. La mayoría de los temblores que se padecen en el Distrito Federal se originan en el la zona costera del pacífico, por esa razón es que se instaló el Sistema de Alerta Sísmica (SAS) en toda esta franja y en la actualidad, ya abarca cinco estados de la República Mexicana: Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco.  Ello significa que podamos ser alertados antes de que suceda que ocurrirá un temblor en un tiempo de 10 segundos hasta dos minutos (dependiendo del lugar en que se origine el epicentro).

En este aspecto es importante conocer, que si epicentro ocurre cerca del Distrito Federal, tendremos menor tiempo de alertamiento y el sismo se va a percibir con mayor intensidad (como pasó con el temblor del 16 de junio pasado que lo percibimos muy fuerte); al contrario, habrá mayor alertamiento –hasta dos minutos- y se percibirá de menor intensidad si el temblor ocurre con epicentro lejano al Distrito Federal.

Un ejemplo de esto es el sismo ocurrido el 9 de octubre de 1995 cuya magnitud fue de 7.9 grados Richter pero por su lejanía –en la Costa de Colima- no se percibió tan intenso como otros de menor magnitud pero con epicentro más cercano como el del 14 de septiembre de ese mismo año que fue de 7.3 grados Richter pero se sintió aún más fuerte que el señalado primero debido a que se originó en las costas de Guerrero.

Figura 1
Intensidad y magnitud. Esta explicación nos arroja el cómo se miden los sismos en el mundo. Por un lado tenemos la intensidad, que es el efecto que causa el temblor; y por el otro está la magnitud, que es la cantidad de energía liberada durante un sismo. En el primer caso se mide con números romanos utilizando la escala de Mercalli; y en el segundo caso se emplean números arábigos utilizando la escala Richter.

Los temblores no se pueden predecir, por lo que es totalmente falso que alguien asegure que en tal fecha tendremos un sismo. Lo único que podemos tener es el tiempo que nos brinda la alerta sísmica que es lo que mencionamos anteriormente.

Figura 2

Por último, les comento qué tipo de suelo tenemos en el Distrito Federal y lo que provoca que se perciba de forma muy distinta en cada una y aquí debemos hacer hincapié en un punto: la intensidad se magnifica en la zona del lago a pesar de estar más lejos del lugar de la mayoría de los epicentros provenientes de la costa mexicana en el pacífico, que la zona firme o de lomas. Figura 2

·  La zona 1, firme o de lomas, (verde) localizada en las partes más altas de la cuenca del valle, está formada por suelos de alta consistencia y poco compresibles: la zona II o de transición: (amarilla) presenta características intermedias entre la zona I y la III.

·   La zona III o de lago (roja) localizada en las regiones donde antiguamente se encontraban lagos (Texcoco y Xochimilco).- El tipo de suelo consiste en depósitos lacustres muy blandos y compresibles con alto contenido de agua, que favorece la amplificación de las ondas sísmicas.

·  Las características naturales del subsuelo de la ciudad de México, han provocado que su patrimonio edificado enfrente severos problemas de hundimiento y deterioro. 1

Mapa de sismicidad de la República Mexicana. El territorio mexicano según el peligro sísmico a que esta expuesto se ha delimitado en cuatro zonas: “a”, “b”,”c” y “d”, cuyo peligro es de menor a mayor a partir de la zona coloreada en verde.- esta regionalización tiene como objetivo principal, proporcionar a los constructores la información necesaria para el cálculo de valores en el diseño de obras.- es muy importante señalar, que esta zonificación no considera el fenómeno de amplificación sísmica por efecto de suelos blandos, que puede ser decisivo para algunos lugares como lo es la Ciudad de México (Ídem.). Figura 1

Brecha sísmica. Brecha sísmica es el segmento de contacto entre placas tectónicas donde en un lapso de más de 30 años, no ha ocurrido un sismo de magnitud superior a 7 grados Richter. La Brecha Sísmica de Guerrero, localizada entre Acapulco y Zihuatanejo, puede generar uno o varios sismos de gran magnitud en un futuro cercano, porque en los últimos 87 años no han ocurrido temblores iguales o superiores a la magnitud mencionada. Esa es la zona que ocupa mayor atención para los científicos (Ídem.).

Cómo evitar sufrir daños. En suma, es muy importante saber que siempre tendremos sismos en la Ciudad de México, y que ello nos obliga a prepararnos de manera sistemática y oportuna para evitar sufrir daños por reaccionar de manera inadecuada. Es indispensable proporcionar el mantenimiento correctivo y preventivo que requieren nuestros departamentos y edificios. Y el otro gran aspecto, es siempre mantener la calma y resguardarse de forma correcta en el lugar más indicado que reconozcas previamente y al cual se debe liberar de riesgos (objetos que se puedan caer). No es recomendable salir, tenemos más riesgos afuera que en el interior de nuestros departamentos.

Como siempre es un gusto participar en este medio de comunicación tan importante para la comunidad tlatelolca y esperamos pronto lograr el objetivo de que todos los edificios de Tlatelolco cuenten con un Programa Interno de Protección Civil.

Estamos a sus órdenes para cualquier situación adicional o para aclarar sus dudas. Recuerde siempre conservar la calma ante cualquier eventualidad. La oficina de Protección Civil de la Dirección Territorial Santa María Tlatelolco es en el interior del Club Social y Deportivo “Antonio Caso”, en avenida Reforma 680, entre Eje 2 Norte Manuel González y Av. Ricardo Flores Magón. Teléfono 43358006 al 08. Celular: 0445532239787. Twitter: @GlorisAmador.

Referencias:
1 Vega López, Mario, Riesgo sísmico en la Ciudad de México en Actualidades México, 8 septiembre de 2009, Pág. Web: http://www.actualidadesmexico.mx/2009/09/riesgo-sismico-en-la-ciudad-de-mexico/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada