martes, 5 de noviembre de 2013

Incendio en la torre Coahuila y otros temas de Protección Civil

Por Cuauhtémoc Abarca Chávez 


Incendio torre Coahuila desde el edificio Chihuahua
Foto: Manuel Fonseca

El pasado jueves 17 de octubre en el Edificio Coahuila hubo un espectacular incendio. La movilización de bomberos, policía y personal de protección civil fue impresionante. El saldo final fue: departamento 2004, pérdida total. Departamentos 2003 y 2001 daños muy severos que se aproximan a la pérdida total. Departamentos 2101 y 2102 daños muy severos, salas y comedores destruidos. En todos los departamentos mencionados las puertas de acceso se incendiaron. Los elevadores también sufrieron daños de importancia. Las puertas en los pisos 19,20 y 21 casi se derritieron y hubo daños graves en el cuarto de máquinas, mismo que se encuentra en la parte superior del Edificio. También sufrieron daños los departamentos del piso 19 por la cantidad de agua que les cayó procedente de los pisos superiores.

De la planta baja al piso 17 se  restableció poco a poco la normalidad. En los pisos 18 y 19 mas lentamente. Y los pisos 20 y 21 con mucha mayor dificultad por los graves daños sufridos. Asimismo los elevadores estarán fuera de servicio por tiempo indefinido, en tanto se pueden reparar.
Agradecemos la intervención oportuna de personal adscrito a la Dirección Territorial como los policías de la comandancia junto al Antonio Caso y la vecina Jessica Campoverde, que tuvieron una respuesta oportuna y rápida para empezar advertir a los vecinos y evacuar el edificio.


Asimismo a los bomberos que con su atinado y esforzado trabajo, lograron evitar que el incendio se convirtiera en una tragedia mayúscula. A la cuadrilla de trabajadores de la Delegación que fue a hacer labores de limpieza y retiro de escombros, nuestro agradecimiento. A la Directora Territorial y su equipo que acudieron prontamente y organizaron servicios de apoyo para los vecinos afectados, incluyendo el pago de hospedaje para quienes no podían dormir en el edificio. Al Jefe Delegacional que, sabemos, estuvo al pendiente de la situación girando órdenes de apoyar en todo y que ofreció apoyos diversos que ya iniciaron y culminarán con ayuda para la reparación de los elevadores dañados. El puntual cumplimiento de los apoyos ofrecidos por el Delegado es de gran importancia para ayudar a restablecer vínculos dañados con la comunidad. A los trabajadores de la empresa de gas natural así como a los de la CFE que fueron a revisar instalaciones y ayudar a corregir desperfectos. En general, vaya nuestro agradecimiento a todos y todas las personas que brindaron su apoyo, de un modo u otro a los vecinos del Edificio Coahuila que vivieron momentos difíciles.

Nuestra solidaridad fraterna con los vecinos y amigos del Edificio Coahuila. ¡No están solos!
Lamentamos mucho se haya producido este incendio. Nos alegra, sin embargo, que no se haya producido ninguna pérdida humana. Hubo solo algunos casos de intoxicación por humo, de policías y bomberos que ayudaron así como algunas personas que tuvieron crisis nerviosas. 

Lamentamos también que el vecino del departamento incendiado, quien se encontraba en Querétaro, al recibir la noticia se dirigió de inmediato al DF pero, muy probablemente por el estado de nervios con que venía manejando tuvo un accidente en el camino. Sin embargo su estado de salud no es grave. ¡Le deseamos pronta recuperación!

Desconocemos porqué el nuevo jefe de Protección Civil en Tlatelolco haya decidido que tenía cosas mas importantes qué hacer y que jamás se haya parado por el Coahuila, como tampoco lo ha hecho en otros casos en que debió estas presente: el árbol caído junto al Edif. 16, los postes de luz retirados en la 1ª. sección, etc. ¡Miren nomás en qué manos está un área tan importante en Tlatelolco como la de Protección Civil! Otro tanto ha pasado con la denominada “minimáxima autoridad” o “asesora personal” del Jefe Delegacional.
Y precisamente por ello creemos que es hora de hacer una revisión a fondo de la situación de la Protección Civil en Tlatelolco. De elaborar planes de protección civil por edificio, por sección, por la Unidad. De restablecer el sistema de hidrantes que alguna vez existió en Tlatelolco. De elaborar el Atlas de Riesgos de Tlatelolco. Hay tanto por hacer en la materia. Se requerirá, por un lado que las autoridades se comprometan y participen coordinadamente, desde el nivel local, la Dirección Territorial, a la Delegación y el Gobierno del Distrito Federal. Pero por el otro lado, es necesario que los vecinos hagan a un lado su apatía y participen activamente en el proceso. Ningún plan de protección civil puede funcionar si los propios interesados no participan. ¡No podemos exigir a las autoridades que actúen y no hacerlo nosotros mismos! Lo que está en juego no es poca cosa: nuestras vidas y nuestro patrimonio. ¡Vecinos les invitamos a participar en las tareas de protección civil que debe ser una verdadera cultura de la prevención! En días próximos les habremos de convocar para participar en este tema.
Cuauhtémoc Abarca Chávez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada