domingo, 8 de junio de 2014

Editorial 81 junio de 2014

 Jardín Santiago, en Tlatelolco. Foto: Naela Martínez Herrera (edificio Colima)
Los sismos recientes desde mediados de abril a la fecha han provocado inquietud en los vecinos, Tlatelolco es una de las primeras palabras que emerge cuando se presenta un movimiento telúrico, nos hemos percatado de efectos que los temblores han provocado en el último mes, la movilidad ya no únicamente al exterior de la Unidad en busca de seguridad en otra colonia sino el cambio o permuta por departamentos en los edificios de menores pisos, mismos que son considerados más seguros por los vecinos consultados; asimismo recientemente se han movilizado vecinos que han acompañando a la Sociedad Mexicana de Ingenieros que ha realizado revisiones oculares a edificios, al mismo tiempo la Delegación Cuauhtémoc anunció que solicitará recursos para realizar estudios de desplome a los inmuebles de la Unidad para estudiar el nivel de riesgo en Tlatelolco.

En este sentido, el arquitecto Santiago Jordá nos señala otra manera para aminorar los posibles daños que puede generar un sismo, esto es dando mantenimiento a nuestros edificios y propone qué todos paguemos las cuotas y vigilemos a nuestros administradores, así como también reparemos los desperfectos que se presenten.

En Tlatelolco desde su inauguración se contemplaron 16 edificios para ser habitados por familias de los trabajadores al servicio del Estado y se destinaron según la Secretaría donde trabajaban a algún edificio, por ejemplo el Edificio 10 para los trabajadores afiliados al SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación). Se pagaba una cantidad simbólica como renta, era en realidad una prestación social para los trabajadores en la época del “Estado Benefactor”.

Hoy todos son jubilados del ISSSTE, la mayoría con pensiones muy pequeñas, esta población es vulnerable, hay gente que aprovechándose de esta situación, busca engañarlos o extorsionarlos, las autoridades sólo contemplan la situación, respetando dicen “el derecho de petición” y generando que los jubilados tengan falsas esperanzas de recibir dinero, no sabemos con qué objetivos. Su obligación es orientar responsablemente pero al parecer prefieren aparentemente ser indiferentes.


El ejercicio del periodismo en México es una actividad de alto riesgo en este número nuestra compañera Mónica Vázquez Delgado realiza un reportaje sobre este tema, nos menciona la Casa de los Derechos de los Periodistas A.C.  que lucha entre otros organismos por frenar la violencia contra los periodistas.

El Comité 50 años continua trabajando en reuniones de comisiones, el próximo número de nuestra revista podremos anunciar actividades propuestas por la comunidad para celebrar los primeros 50 años de la U.H. Tlatelolco, mismas que están en proceso de calendarización y serán informadas en reuniones abiertas para toda la comunidad donde se realizarán convocatorias de participación a diversos proyectos a todos los tlatelolcas, para que hagamos juntos la conmemoración en bien de nuestra comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada