martes, 3 de febrero de 2015

A SU “TOSTÓN” DE VIDA… TLATELOLCO EXISTE PORQUE RESISTE

Por Héctor Márquez Zermeño

Ø  Félix Carbajal: un problema fundamental es el que la comunidad de Tlatelolco no asimiló, no aprendió o no entendió el que cuando se escrituraron los departamentos, locales comerciales, etc., dejan de ser arrendadores y pasan a ser propietarios.


Ø  En la explanada de la estación del Metro Tlatelolco, el 29 de noviembre, se presentó el caifan de los caifanes, Oscar Chávez, artista incómodo para el sistema político mexicano por ello difícilmente lo verán u escucharán en los medios de desinformación como televisa y tv azteca.


Oscar Chávez en la Explanada del Metro Tlatelolco el 29 de noviembre 2014.
Como se dio a conocer en esta publicación y en otras, del 21 al 29 de noviembre de 2014, se llevaron a cabo diferentes eventos conmemorativos por el 50 aniversario de la U. H. Nonoalco Tlatelolco, a continuación comentaré aspectos de algunos de ellos, dado que no me fue posible –lamentablemente- asistir a todos, y por espacio intento señalar lo más sustantivo desde mi punto de vista. 

Sobre el documental: “Tlatelolco una Historia de Vida. La Gira del Tostón”, me parece una importante y trascendental iniciativa dada la falta de participación que se presenta entre la comunidad y, sobre todo, en los jóvenes. Por lo cual considero importante hacer algunas consideraciones.

La visión en general del documental me parece parcial, toda vez que en Tlatelolco habría que considerar por lo menos tres generaciones. La primera sería la de los primeros jóvenes y adultos que llegaron a la unidad habitacional provenientes de otras colonias; la segunda generación sería la de los primeros niños que la poblaron disfrutando de las áreas comunes y, la de los que ya nacieron y crecieron en Tlatelolco, como es –me parece- a la que pertenecen ustedes, los realizadores del documental. Por ello, siento que a lo largo de éste se aprecia únicamente su punto de vista generacional y su entorno, como ejemplo se nota en la apreciación de los nombres de los cuadros en donde aparecen nombres de “grupos musicales” apoyados y promovidos por los medios de desinformación televisa y tv azteca. Lo cual no ocurrió ni en la primera y segunda generaciones.

Me sorprendió –por la edad que tienen- percibir en la narración, rasgos de autocensura cuando comentan sobre los cuartos de azotea y algunas travesurillas que se dan o daban en estos cuartos. Dejando de lado la creación de la Coordinadora de Cuartos de Azotea de Tlatelolco ligada UCAI en el Distrito Federal.

Cuando mencionan que…”Tlatelolco va más allá del 68 y del 85”…, se entiende que si citan como referencia el genocidio ordenado por el presidente Díaz Ordaz en 1968 y la movilización y organización que se da después del sismo de 1985, cuando la sociedad civil rebasa la capacidad del gobierno federal para hacerle frente a la emergencia; se esperaba el más allá que no lo pudimos apreciar, dado que en estos dos acontecimientos políticos trascendentales Tlatelolco es un referente a nivel nacional e internacional.

Posteriormente el 25 de noviembre del año actual, en la Sala 3 del Centro Cultural Universitario se dio el Primer Encuentro de Administradores de Tlatelolco, en el que se expusieron diferentes problemáticas relacionadas con la falta de pagos de cuotas por administración, en las que la mayor parte del dinero se destina para el pago de servicios únicamente, dejando de lado el mantenimiento.

En el citado encuentro se planteó la posibilidad de crear una organización vecinal que coadyuve a una administración más eficiente, procurando una calidad de vida para los habitantes de Tlatelolco. Asimismo, el Arq. Santiago Jordá, mostro un ejemplo de cómo se debe administrar un edificio tipo “C”, en el que se incluían gastos por la administración

El 27 de noviembre del año en curso, en la Sala 3 del Centro Cultural Universitario se llevó a cabo una mesa redonda en la que se habló sobre La Memoria Política de Tlatelolco, en la que se expusieron emitieron opiniones sobre los momentos históricos que antecedieron y en los que se vivía cuando el génesis de Tlatelolco.

Por su parte, Félix Carbajal, consideró que un problema fundamental es el que la comunidad de Tlatelolco no asimiló, no aprendió o no entendió el que cuando se escrituraron los departamentos, locales comerciales, etc., dejan de ser arrendadores y pasan a ser propietarios, lo cual exime al gobierno federal de seguir aportando los servicios de mantenimiento de su propiedad al extinguirse el fideicomiso. Por lo que, hasta la actualidad hay varios vecinos que los siguen demandando.

También, Antonio Fonseca, manifestó la importancia que tiene crear una o varias estrategias que nos permita a los habitantes dejar de lado la apatía y la indiferencia, así como evitar la morosidad a fín de que preservemos nuestro patrimonio y mejoremos nuestra calidad de vida.

Por último, en la explanada de la estación del Metro Tlatelolco, el 29 de noviembre, se presentó el caifan de los caifanes, Oscar Chávez, artista incómodo para el sistema político mexicano por ello difícilmente lo verán u escucharán en los medios de desinformación como televisa y tv azteca. Este fue un acto con el que se concluyen dignamente las festividades del 50 Aniversario de nuestra unidad habitacional.

Cabe reiterar esta reflexión: Una comunidad tan diversa como Tlatelolco debe ser incluyente, esto es, deben caber y se deben respetar todas las formas de pensamiento para que podamos organizarnos y convivir mejor, dejar de lado los intereses personales y de grupo y por ningún motivo promover o provocar el enfrentamiento entre vecinos.

Hasta la próxima y resistamos civilizada y pacíficamente, para mejorar nuestro entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada