jueves, 4 de junio de 2015

Estéticas moleculares: ciencia y arte

Por Mónica Vázquez Delgado
@MnicaVzaquez2
¿De qué manera el arte y la ciencia pueden conjugarse o realmente existe unión entre ambas?
Juan Acha, crítico de arte y teórico peruano respecto al arte y la sociedad latinoamericana,  escribió el artículo “Las Ciencias y las artes”, para la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el cual expone que la reciprocidad entre ciencia y arte yace en el aspecto cultural.
Coreografía de una infección. 
“Las relaciones que las ciencias y las artes mantienen entre sí, comienzan en la sociedad y su cultura. (…) La cultura estética se halla compuesta por tres sistemas de producción: imágenes, objetos y acciones”, explica el crítico de arte.
Es decir que la ciencia y el arte tienen un lazo cultural, porque son o deben ser pilares de la sociedad. Cuando una investigación o una expresión artística causa cuestionamientos, reflexiones o debates; el objetivo, puede decirse, se ha logrado.
Lorena Wolffer, artista mexicana que trata temas de género en sus obras, dijo en una entrevista que le realicé (“Soy totalmente de hierro: arte y género”), publicada en Join, que “el arte no intenta concientizar, pues implica que alguien posee una ´verdad´ y la lleva a alguien más. Creo finalmente en trabajar en proyectos en lo que las personas con quienes colaboro y yo señalamos ciertas problemáticas que nos afectan y juntas buscamos formas de transformarlos o erradicarlos.”

Al igual que el arte, la ciencia no es perfecta en su camino de investigación, pero intenta explicar, transformar realidades, aunque cuando es usada con beneficios propios o de empoderamiento, el objetivo socio-cultural  se convierte en mecanismo de colonización y no el pilar de una sociedad, que con arte y ciencia se encuentran nuevos caminos y perspectivas del entorno.
El Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) alberga tres espacios museográficos; un memorial dedicado a la década de los sesenta y al movimiento estudiantil mexicana de 1968; la historia precolombina de Tlatelolco y el Museo Expuesto, donde a través de su infraestructura muestran al visitante cómo se da la construcción de un museo y la interacción de las diferentes expresiones artísticas con otras disciplinas.
En una de las salas de Museo Expuesto nombrada “Representaciones de lo imperceptible”, presentan fotografías y objetos que se vinculan con temas científicos. ¿Cuál es la relación? Al inicio de la sala, en uno de los muros se lee: “¿Qué pasa cuando la ciencia se interesa por fenómenos de carácter estético y sensible? Hay un diálogo entre objetos artísticos y fotografías de origen científico”. Ese diálogo se da por medio de la estética, la cual, como menciona el teórico latinoamericano de arte Juan Acha, “el científico puede encontrar belleza en sus teorías, soluciones. El artista traduce lo científico en artístico, lo racional en estético”.
Fotografías científicas de Instituto de Geofísica.
Museo Expuesto en CCUT. Foto por Mónica Vázquez
La ciencia es arte por la estética de la propia investigación, a modo de metáfora, los laboratorios, los libros, las teorías son el espacio donde se producen expresiones artísticas. De tal forma que el contexto socio-cultural está formado por arte y ciencia, ambas son la estética y el intento por explicar lo que ocurre en nuestras realidades; ese intento por seguir debatiendo diferentes formas de ver el mundo.
Parte de las salas de Museo Expuesto, posterior a la de la ciencia, está la de “Vasos Comunicantes”, un área que vincula el arte con la artesanía y el diseño. En esa sala se lee: “Las tres categorías (arte, diseño y artesanía) indistintamente implican un proceso creativo que refleja la forma de vida, pensamiento y sociedad actual. Con las piezas se pretende demostrar a partir del objeto, su uso y su representación, la necesidad de incorporar el diseño dentro del museo buscando ampliar la categoría ´arte´ y su relación con otras disciplinas.”
Cada etapa artística forma parte del contexto de la época en que se expone o se produce, nuevamente el argumento socio-cultural yace en los museos para entender que el arte puede relacionarse con otras disciplinas por medio del proceso creativo y estético.
Museo expuesto en CCUT. Foto por Mónica Vázquez
Estas salas pertenecientes a Museo Expuesto, tanto la de diseño y artesanía como la de ciencia son temáticas que a través del arte se expone  la cultura de una sociedad cambiante y que siempre seguirá intentando explicar su realidad. El museo puede darle ciertas respuestas de su pasado mediante el camino de la estética, aun así, la perspectiva científica y artística nunca es una sola.

“Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla. Viajaron al sur.Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas dunas de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor que el niño quedó mudo de hermosura.Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre: ¡Ayúdame a mirar!”
“Arte”.El libro de los abrazos. Eduardo Galeano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada