miércoles, 3 de junio de 2015

Resurge el edificio Coahuila, a un año y siete meses del incendio


¿Sí se puede! Agradecidos con la autoridad y satisfechos por lo logrado hasta el momento: Vecinos


Por Miguel Angel Márez Tapia
@miguelmarez

El 17 de octubre de 2013 se suscitó el incendio con más daños que ha habido en la historia de Tlatelolco, de acuerdo a vecinos del edificio Coahuila, el siniestro destruyó seis departamentos que tuvieron pérdidas considerables, daños a la infraestructura interna desde el piso 20 y superiores, asimismo los elevadores fueron declarados como inservibles. Los dos penthouse y los cuatro departamentos del piso 20, resultaron gravemente dañados e inhabitables.

Vivir en Tlatelolco en un recorrido dentro el edificio Coahuila pudo constatar el daño del siniestro que poco a poco, a esfuerzo de sus propios dueños, cada departamento va paulatinamente resurgiendo literalmente de las cenizas, las investigaciones por parte de las autoridades quitó responsabilidad al dueño del departamento donde se originó el siniestro al considerar que no hubo intención ni fue provocado, sino fue sólo un accidente. Actualmente, ya hay varias propiedades que están siendo restauradas, cada una de ellas a partir de los propios esfuerzos de cada propietario. No ha sido fácil, afirman vecinos del Coahuila, sin embargo están satisfechos por el constante seguimiento con oficios que tuvieron con las autoridades de la Delegación Cuauhtémoc y sobretodo observar gradualmente la solución de los daños, pero son consientes que esto será un proceso largo para resolverlo en su totalidad. Pero afirman: “Sí se puede”. 
 
Vista panorámica desde el penthouse en el edificio Coahuila
Recibieron apoyo delegacional

Alejandro Fernández Ramírez se comprometió a apoyar a los vecinos de la torre Coahuila, el incendio dañó el mecanismo de sus elevadores por lo que quedaron sin funcionar, ante ello Fernández, en ese momento como jefe delegacional en Cuauhtémoc informó sobre la gestión de un recurso extraordinario ante la Secretaría de Finanzas para apoyar la reparación de los elevadores con un monto de un millón 300 mil pesos como una de las partidas que serían solicitadas para Tlatelolco dentro del presupuesto a razón de la celebración de los 50 años de la Unidad.  
 
Llegan los nuevos motores al edificio Coahuila
Los vecinos del Coahuila dieron seguimiento puntual a los recursos que fueron prometidos por la Delegación Cuauhtémoc, tuvieron que ser pacientes a la aplicación del recurso que se dio hasta el año 2015 para la modernización del sistema de elevadores, asimismo juntar recursos de su propia cuenta para completar la inversión que era necesaria para la reparación, en marzo pasado llegaron al edificio Coahuila los motores italianos de marca ELEMOL y desde ese momento se dio el proceso de instalación por ingenieros que mandó la autoridad delegacional para dejar en óptimas condiciones el sistema.
Motores italianos marca ELEMOL

Motor del elevador ya en funcionamiento

En mayo pasado se reinauguró el sistema de elevadores, primero hubo una etapa de pruebas y por cuestiones de seguridad, sólo un elevador esta en funcionamiento, ante ello han creado un reglamento interno de vecinos y visitantes al edificio para darle un buen uso. Sin embargo, al momento que todos los detalles sean resueltos, los vecinos afirman, tendrán todo el sistema de elevadores funcionando en su totalidad.
Interior de elevador del edificio Coahuila con cámara de seguridad

Tablero totalmente en funcionamiento

Sistema modernizado de elevadores

 Concientizar a los vecinos

Un año y siete meses sin elevador para una torre en Tlatelolco es un reto que los vecinos tuvieron que tomar conciencia sobre como determina y modifica los hábitos de la vida cotidiana en cada familia, sobre todo aquellos vecinos que viven en pisos superiores, junto a los adultos mayores y vecinos con problemas de movilidad sufrieron de manera importante al contar únicamente con las escaleras para poder entrar y salir del edificio. Los vecinos del edificio Coahuila, resaltan la solidaridad y esfuerzo común para tratar de mejorar las condiciones no únicamente de infraestructura sino también de seguridad, por ello se mejoró el sistema de circuito cerrado y se incluyó una cámara dentro de los elevadores.


La historia sobre el incendio del edificio Coahuila es un ejemplo para los demás edificios en Tlatelolco que si existe voluntad de la autoridad junto a la unión de vecinos, toda adversidad por más grave que sea puede ser superada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada