jueves, 6 de agosto de 2015

Aires de alternancia para la Cuauhtémoc

Miguel Angel Márez Tapia
@miguelmarez

El partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) fue el rotundo ganador de las elecciones intermedias del pasado 7 de junio en la Delegación Cuauhtémoc con el triunfo de Ricardo Monreal Ávila, sin embargo las buenas noticias electorales para el movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador no se quedan ahí, junto al triunfo en el corazón de la capital, MORENA gana claramente en Azcapotzalco con Pablo Moctezuma Barragán, Tláhuac la encabezará Rigoberto Salgado, mientras que Xochimilco la dirigirá Avelino Méndez Rangel, y finalmente, Tlalpan tendrá como delegada a Claudia Sheinbaum Pardo. 

Ricardo Monreal delegado elcecto 2015-2018

Queda pendiente las impugnaciones que MORENA tendrá en otras delegaciones donde aventaja el PRD,particularmente en la delegación Gustavo A. Madero donde la diferencia porcentual es sólo 0.73% de la votación final.

 MORENA llegó para quedarse en el DF, sumando a estos triunfos delegacionales se consolidan aún más con 16 diputaciones ganadas para la Asamblea Legislativa, misma cantidad que obtuvo el PRD en la elección,sumando a las restantes, cinco por el PAN y tres del PRI; porque el respaldo legislativo y contrapeso al Gobierno de Miguel Angel Mancera será clave, asimismo consolidará el apoyo a los delegados electos en el momento de etiquetar presupuestos o impulsar los ejes de la agenda programática que MORENA presentó a los electores.

VOTO DE CASTIGO, la clave de la elección en Cuauhtémoc

El PRD tenía 18 años en el poder, 15 de esos años de manera electa para un mismo grupo político, que particularmente en esta elección se fragmentó, peleó, intentó volverse a juntar, más a fuerza que por voluntad y pagó las consecuencias de muchos errores esenciales en política, simplemente el desgaste del tiempo es algo difícil de sostener. ¿Qué provoca tantos años sin exigencia electoral o rendición de cuentas? Falta de autocrítica y en casos particulares de las dirigencias, soberbia.  Provoca que el grupo de dirigentes se aglutine, se compacte y limita la creación de nuevos liderazgos, nuevos cuadros, nuevas caras formadas desde las bases.

El autollamado Equipo Cuauhtémoc no tuvo la sensibilidad de observar al ciudadano a la cara y darse cuenta que los habitantes de la Delegación estaban molestos por malas gestiones acumuladas, que hubo errores que no se corrigieron en su momento, se dejaron crecer los desaciertos, hubo una falta de tacto a los vecinos y ese voto de castigo se expresó en las urnas, utilizando el electorado la coyuntura y apostó la opción que podía sacar a ese grupo político y decidió hacer uso del voto útil, miembros de otros partidos políticos apoyaron la estrategia para un voto diferenciado que consolidó el triunfo de Ricardo Monreal, esos votos fueron gratis, no necesitaron ni un centavo de inversión, la molestia ciudadana se expresa así, a través del voto de castigo.

Ante esto, el PRD cometió un grave error de estrategia electoral en el DF, en afán de consolidar nuevos poderes entre las tribus, como la perdedora Vanguardia Progresista de Miguel Angel Mancera y Héctor Serrano y al mismo tiempo correr a Marcelo Ebrard y su grupo, hacer a un lado a René Bejarano y la IDN, entre otros actores políticos; donde más que abonar a la fortaleza perredista que era su estructura muy bien aceitada, construida con el esfuerzo muchos compañeros de lucha, se optó más por el poder económico del GDF y los programas sociales como bandera política, por ellomuchos operadores amarillos apostaron a que eso sería suficiente para ganar, haciendo patente la siguiente frase política: “En elecciones intermedias, Estructura mata Marketing”.

En Cuauhtémoc aconteció uno de los peores errores tácticos y estratégicos de estas elecciones, quitar al candidato más competitivo, representado en la persona de María Rojo para jefe delegacional, en aras de consolidar un grupo que demostró no tener el control de quiénes estaban con ellos, así como la separación de la IDN, otro factor. ¿Quién fue el principal enemigo del PRD en Cuauhtémoc? El mismo PRD. Las desavenencias entre Agustín Torres, José Luis Muñoz y Alejandro Fernández se hicieron presentes desde la nominación de las candidaturas y era lógico que no sería buen augurio en tiempos de campaña. Nunca se pudo conciliar las diferencias, muy fuertes, entre ellos. Sí la tensión está en casa, no permite concentrarse en los adversarios, aquí la clave de la derrota, el grupo político en el poder tenía un desgaste desde dentro, no todos jalaron parejo, existió competencias y tensiones al interior que hicieron más complejo la construcción de una estrategia unificada para contrarrestar el avance de MORENA y hacer frente al enojo ciudadano. En cambio, MORENA no tenía estructura electoral consolidada en la Cuauhtémoc, en ciertas colonias tenían mucho trabajo, pero no todas, no fue un proceso fácil, literalmente en los últimos meses se fue creando a medida que iniciaban campaña, pero ese rompimiento al interior de la definición de las candidaturas del PRD, fue suficiente impulso para crearse una tensión innecesaria donde se necesitaba unidad, la Delegación Cuauhtémoc se fue quedando sola, su estructura eran los mismos empleados de la misma Delegación, MORENA aprovechó la coyuntura, invitó a todos los agraviados por el Equipo Cuauhtémoc, llegó Agustín Guerrero enviado por Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas, Mario Delgado, se fueron sumando liderazgos vecinales y cuadros de otros partidos políticos, gradualmente se fue canalizando un capital político que sería efectivo en las elecciones.

Ricardo Monreal ahora como delegado electo, deberá ser juicioso en el equipo de trabajo que lo acompañará en el gobierno delegacional, porque el electorado en Cuauhtémoc es exigente e informado, ya dio el apoyo inicial a su gestión pero también será el primero en exigir resultados. La alternancia llega como un aire de nuevos rumbos, el electorado regresó a concientizarse del poder que tiene las urnas, MORENA llega a la Cuauhtémoc con importantes expectativas y exigencias, Monreal cuenta con el apoyo legislativo de los próximos diputados locales Néstor Núñez y Alfonso Suárez del Real para aportarle recursos a la Delegación, asimismo los fondos federales que se comprometieronlos próximos diputados federales Vidal Llerenas y Alicia Barrientos desde el Congreso, ahora es momento que se mejoren los servicios, se rescaten barrios y colonias de la demarcación, se de seguridad al ciudadano que vive y recorre en la Delegación, son muchos retos por delante, pero en las urnas se decidió por un cambio, ahora la tarea del ciudadano es mantener a la alternancia como respuesta a un mal gobierno y si se reitera la confianza ciudadana con esta próxima gestión, sea por resultados que mejoren la calidad de vida quienes vivimos en la Delegación Cuauhtémoc. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada