lunes, 14 de marzo de 2016

Limpiemos a nuestro Tlatelolco

Zelfa Ayala Sánchez
La basura es uno de los principales problemas de quienes vivimos y caminamos a diario en Tlatelolco. Nos encontramos con la basura que otras personas dejan en los pasillos o en las jardineras, los residuos de las obras de la delegación, y ni hablar de los depósitos, o los no depósitos de los edificios que se encuentran en  el suelo. Debemos comenzar a crear una mayor conciencia entre los vecinos de la importancia que tiene el tema de la basura en nuestras vidas diarias, del alto impacto en nuestra salud y la de nuestras familias, amigos y vecinos.
Limpiemos nuestro Tlatelolco


Tlatelolco, la Unidad Habitacional más importante de la Ciudad de México, donde nuestros niños asisten a la escuela y juegan, donde sacamos a pasear a nuestras mascotas y nos ejercitamos, donde muchos colocan sus puestos de comida,  merece tener un ambiente limpio. Muchas de las enfermedades que podemos tener pueden ser ocasionadas por las bacterias que se generan por la acumulación de basura al aire libre, y vuelan cientos y cientos de kilómetros. Los epidemiólogos han descubierto que las bacterias de la basura provocan enfermedades gastrointestinales, respiratorias e irritaciones en la piel, sin tener que estar en contacto directo con la basura.
Debemos exigir a las autoridades correspondientes  la limpieza constante de las áreas comunes y la recolección en tiempo y forma de la basura, pero más allá de esperar la solución del gobierno, nosotros como Tlatelolcas debemos sumarnos a la concientización de la las 3 R’s + 1  (Reduce, Reutiliza, Recicla y Recoge) del poco sonado “Limpiemos Nuestro México”.  Esperemos que pronto las campañas permanentes de recolección adecuada de basura, equipamiento urbano, sensibilización a la sociedad civil, formación de promotores y educación para el reciclaje, que presumen en su página de internet (http://www.limpiemosnuestromexico.com) y Cuauhtémoc + Verde, programa implementado por Monreal,  se vean en nuestra unidad y las colonias de la delegación.  
Los vecinos de ésta Unidad Habitacional tenemos el deber de poner nuestro granito de arena ¿Cómo? Separando la basura, levantando las heces de nuestras mascotas, armando jornadas de limpieza y buscar solucionar la falta de basureros.  Peleemos porque vivir en Tlatelolco vuelva a ser sinónimo de orgullo y comunidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada