martes, 17 de mayo de 2016

El espacio abierto y la comunidad.

Arq. Psj. Oscar Suástegui Quintero

Recientemente la Delegación Cuauhtémoc tuvo el acierto de rehabilitar “cuadros” de juegos que se encuentran en las cabeceras de los edificios tipo A. Me atrevo a decir que fue un acierto con todas y cada una de sus letras al observar cómo han tenido una apropiación de los vecinos de una forma grandiosa. 

El Arq. Jan Gehl habla sobre la importancia del ser humano en la percepción y en la creación del espacio público y abierto poniéndola como una de las guías para poder generar proyectos inclusivos socialmente. ¡El costo de la inclusión de este parámetro en el diseño es CERO! Es así que en el diseño del proyecto se incluyó uno de los recursos más valiosos y de menor costo: la sociedad que va a utilizar los espacios.

Tlatelolco: Un acierto remodelar cuadros

La idea de una ciudad desconectada entre las personas, pero conectada entre los elementos, las calles, etcétera es alarmante. ¿Interacción humana, inclusión, intimidad, felicidad? esos son algunos de las características que muchas de las veces no existen en los diseños de algunos espacios en la ciudad. Comprender a las personas, las aspiraciones y sus intereses son parte de la solución para generar diseños de ciudades que cumplan con estas características y que nos permitan tener una mejor calidad de vida. La vida en sociedad es algo completamente natural, es idóneo, sin embargo la socialización se había convertido cada vez más en un aspecto de menor importancia.

El origen de este tipo de desarrollo surge a través del crecimiento económico de la etapa post-moderna. El desarrollo de las ciudades se convirtió en uno de los principales aspectos a tomar en cuenta dentro de las problemáticas del urbanismo en el siglo XX. Cada vez las ciudades comenzaron a crecen en tamaño, y con ello todas las implicaciones en materia de transporte y economía. 

A su vez, significó la modificación de los estilos de vida, donde los desplazamientos comenzaron a ser mayores, donde el desarrollo de las casas tradicionales respondió a otro tipo de necesidades y se perdió la cultura de la vivienda tradicional y los aspectos que generaban comunidad. Dicho desarrollo de la economía y de las ciudades se sujetó al comercio de automóviles y de inmuebles, implicando que estos parámetros definieran hacia donde creció la mancha urbana y hacia dónde se dirigió la economía y el desarrollo mismo de los sitios. 

En el mejor de los casos, el desarrollo de las ciudades permitió el crecimiento económico y con ello la desaparición o disminución de pobreza y en un mediano plazo la equidad de condiciones entre los habitantes, pero esto fue el menor de los casos. Sin embargo, el desarrollo de estas megaciudades implica un crecimiento en área, lo que implica un mayor recorrido entre origen y destino. Esto repercute en el tiempo libre que se utiliza para generar vínculos sociales con los demás habitantes.

Tlatelolco: Estos espacios pueden contribuir a generar comunidad
Tlatelolco tiene una característica IMPRESIONANTE y ENVIDIABLE: el espacio público en su interior. Este permite que una gran cantidad de personas interactúen día a día, ya sea llevando a los niños a la escuela, andando hacia los nodos de transporte público, caminando en su interior para comprar algo en la tienda, en la farmacia, en cualquier comercio. Este espacio permite generar vínculos de gran importancia que en otras partes de la ciudad no se ven. Estos vínculos permiten generar comunidad y la comunidad genera pertenencia. Esto permitirá generar un valor de identidad que nos brindará la capacidad de sentirnos parte de un grupo y de un lugar, con ello fortaleciendo nuestros lazos personales con el sitio y a su vez permitiendo que se conserve el lugar. Es de esta forma que nosotros habitamos este conjunto, con un sentido de comunidad y pertenencia a un grupo que determina una gran parte de las conductas que tenemos con nuestros vecinos, en nuestro día a día.

Tlatelolco: Un acierto actividades lúdicas para niños.
Este comportamiento de las personas en el espacio, determina en gran parte la potencialidad de generar proyectos. Más espacio para la gente significará más vida pública. El espacio público es el medio a través del cual van a convivir los habitantes de la ciudad. Es en él, donde sin distinción de clases, sexo o edad conviven y generan sociedad. La planeación es algo que debe irse actualizando y cambiando de acuerdo a lo que es importante, tal ha sido así que en décadas previas se construyeron una cantidad importante de avenidas, viaductos y vías para conectar distintos puntos lejanos entre sí. Ahora, la presencia del peatón en la planeación se ha convertido en un aspecto que significa volver a enfocar los esfuerzos a mejorar infraestructura que no existe o bien que es deficiente. La cuantificación y el conocimiento de los procesos y las dinámicas que suceden en los sitios son indispensables para poder definir las acciones que son necesarias para dicha planeación.

La reorganización y rediseño del espacio, puede convertir y aumentar el espacio disponible para la vida en comunidad para el desarrollo de actividades lúdicas y que aprovecharán el espacio público. La vida en el espacio público de las ciudades es INTERACTIVA. La vida en el espacio público de Tlatelolco es más que solo eso, la vida aquí tiene una dinámica propia y una importancia para su persistencia a lo largo del tiempo por otros 10, 20 o 30 años. La conservación estará a cargo de los propios habitantes, quienes estarán vinculados a este lugar por la identidad que en este momento se está generando. La identidad con su comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada