jueves, 26 de enero de 2017

Oscuro como la tumba donde yace mí amigo

Por Alejandro Mario Fonseca

Se acuerda usted amable lector de la novela Bajo el volcán   de Malcom Lowry. Bueno, si no  la leyó, entonces puede que se acuerde de  la película basada en la novela, que dirigió John Houston en 1984. El argumento es el siguiente:
La novela es autobiográfica, México celebra el Día de los Muertos, mientras un antiguo cónsul británico en este país, Geoffrey Firmin, se consume por el alcohol en Cuernavaca, junto a los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Corre el año 1938, Europa está al borde de la guerra y Firmin se castiga, incapaz de perdonarse por su conducta en el pasado. Ivonne, la exmujer de Firmin, regresa a Cuernavaca con la intención de rescatar al diplomático de las tinieblas. Allí también se encuentra Hugh, el hermanastro de Geoffrey. La relación entre estos tres personajes está marcada por el conflicto, los malentendidos, la desconfianza y la traición. Mientras la jornada avanza, Firmin se va sumiendo en la desolación, la embriaguez y los delirios. A su alrededor, la ciudad, que una vez fue el paraíso en la tierra, se convierte en un infierno.

Juan Josè Espinosa alcalde de Cholula y Rafael Moreno Valle Gobernador de Puebla.

El amor y la pasión por México de un gran artista
Esta gran novela que en forma de película se llevó el gran premio de Cannes, tiene la virtud de que presenta como telón de fondo la situación económica, política y social de México a fines de los años 30. Si no la ha leído, consígala o por lo menos rente la película que también es muy buena.
Lowry vino a México en calidad de cónsul inglés y sí, era alcohólico pero también contaba con una gran sensibilidad artística, política y social.  Muy pronto se enamoró de nuestro país, sobre todo de nuestras bellezas naturales. Pero no por ello dejó de denunciar la podredumbre de la clase política heredera de la Revolución Mexicana.

Recuerdo una de sus frases más sentidas: “México es uno de los países más corruptos del mundo”. Y abundaba, “ensuciarlo es un acto de egoísmo individual o grupal”. Sus obras son una especie de diagnóstico de la mayor enfermedad de los mexicanos, la corrupción, e intentan una “proyección terapéutica”, por llamarlo de alguna manera.

El contra informe de Moreno Valle
¿Por qué le cuento todo esto? Me acordé de Lowry porque el pasado lunes apareció una denuncia de  media plana (¿cuánto habrá costado?) en el diario Reforma, firmada por el alcalde de Cholula J. J. Espinosa, usted la puede encontrar también en la página de Facebook del alcalde. No la reproduzco porque está muy larga.
En resumen, dice que Moreno Valle el gobernador saliente de Puebla, que quiere ser presidente, nos engañó a los poblanos. Habla de represión (la “ley bala”), de endeudamiento oculto escandaloso (75 mil millones), de altos funcionarios involucrados en el robo de gasolina (hecho que si no mal me acuerdo, ya se castigó), de una donación desorbitada a la empresa Audi (17 mil millones), de la privatización del agua potable y del abuso en el cobro, de la imposición de su esposa en la secretaría general del PAN, de la manipulación y sometimiento de los poderes legislativo y judicial, de la inutilidad de muchas de sus obras realizadas sin licitación transparente…

Y cuando terminé de leer esto dije ¡uuffff, qué mal estamos! Mi impresión es que el alcalde de Cholula debe tener un serio interés político en que se sepa su versión, sobre todo si es que su militancia en el partido de López Obrador, MORENA, ya es un hecho. En rigor, salvo la falta de licitación en las obras, que habría que comprobar, no hay nada ilegal, pero lo que denota la denuncia es oscuridad, prepotencia, abuso, despilfarro, manipulación, engaño, etcétera.

México rica y hermosa tierra acosada por la oscuridad, tanto interna como externa
Así que decidí llamarle a esta nota Oscuro como la tumba donde yace mi amigo, que es el título de otra de las grandes novelas de Malcom Lowry. En esta última nos cuenta cómo alguien injustamente  es acusado de falsificar un cheque: “Sabe usted quién había sido. La policía… Sí, robarían la cruz de Cristo esos tipos. México es un lugar  del que más vale  alejarnos”.  

Pero, como contraste, México  también es un lugar que no puede ser evitado. Una prueba es el mismo protagonista, que  regresa a México, a su querida Cuernavaca.  “La magia de esta tierra  se lleva hasta en los vestidos de las etnias o en el español-náhuatl de su idioma. Sus deslumbrantes colores naturales de las flores impresionarían al mismísimo Vincent Van Gogh”. Y, sobre todo, “si México implosiona, ¿a dónde irían los millones de seres perseguidos por las dictaduras del mundo?”
Desde luego que la trama de la novela es mucho más rica e interesante. Tan sólo quise, a grandes pinceladas, destacar su oscuro trasfondo ético.

Oscuro panorama nos acecha a los mexicanos, tanto por el drama interior de extrema pobreza y de corrupción, abuso, despilfarro e impunidad de muchos de nuestros políticos; como por la amenaza diabólica que viene del norte y que ya se convirtió en realidad.

De ninguna manera les deseo a Peña Nieto y sus colaboradores que fracasen en sus negociaciones con el diablo. Pero como están las cosas, me temo lo peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada